Masacre: Biografía de Deadpool

Deadpool, la película de Masacre, ya se ha estrenado en EEUU. En breve llegará a España también. Pero mientras ese día llega, repasamos la vida del personaje en una biografía no poco extensa. ¡Bon apetit!

ACTUALIZADO 14/02/2015 14:15 -Con Deadpool, la película de Masacre, ya estrenada en EEUU y a menos de una semana de aterrizar en nuestro país, no íbamos a perder la oportunidad de refrescaros la memoria con una ficha completa de la vida y obra de Masacre. De hecho, volvemos a presentaros un año más la biografía de Deadpool, desde sus humildes comienzos como villano, hasta su paso por la etapa anti-heroica, hasta la actual, en la que ya cuenta con tanto apoyo editorial que incluso se le ha convertido un Vengador, bajo el mando de Steve Rogers. 

Como ya hicimos en su momento, hemos respetado el orden original del artículo. Esto implica que el texto que leeréis a continuación se mantiene en líneas generales, salvo algunos añadidos. Si queréis ir directamente a la etapa final tras Secret Wars 2015 y la Muerte de Masacre para pasar al nuevo momento que vive, únicamente habréis de pasar al último epígrafe: "Deadpool for President" (de nada). 

Pero antes, una cuestión que queremos sacar a relucir. ¿Sabéis por qué en España se llama Masacre y no Deadpool? La respuesta es muy simple y se trata de un problema de traducción que en la película, esperemos, lograrán superar. Deadpool es un término anglosajón que no tiene traducción literal. Se trata de un término con el que designar una "porra" o lotería de muertos. Esto es, apostar quién va a morir antes. En los cómics, Wade Wilson entró en una porra parecida tras ser expulsado de Arma-X y enviado al Taller del Doctor Killebrew, un hospicio en donde experimentaban con él torturándolo. Durante meses, Wade hizo todo lo posible por morir. Esto le hizo estar en lo alto de la "Deadpool", sin embargo, no llegó a morir, como bien sabéis. Debido a esto, los traductores de Forum (línea de Planeta que editaba Marvel en los 80 y 90) optaron por buscar un término más o menos parecido y optaron por Masacre, nombre con el que se quedó para los lectores del momento y que se sigue manteniendo en los cómics actuales.

Ahora bien, de perdidos en la traducción, Gerry Duggan, el actual guionista de Deadpool, ha creado a "Masacre", el Deadpool mexicano, haciendo una broma con el cambio de nombre. Esto nos deja abierta la posibilidad a que Panini en un futuro opte por anglosajonizar al personaje para no tener que romperse la cabeza con las traducciones.

Y hasta aquí, el dato curioso. Ya podéis seguir leyendo. 


ARTICULO ORIGINAL: Deadpool, más conocido como Masacre en nuestro país, ya es una estrella. El mercenario más irreverente de Marvel lo ha conseguido, ha llegado a lo más alto esta semana gracias al lanzamiento de Masacre: El videjuego, un beat'em up creado por los muchachos High Moon Studios.

Para llegar hasta aquí, Wade Wilson (verdadero nombre de Masacre) ha tenido que pasarlas bastante durillas, siendo un personaje que ha nadado en las alcantarillas del Universo Marvel, lo que ya sirvió para ganarse un fandom extremadamente leal, que le convirtió en un personaje de culto. Lo que comenzó con un grupúsculo de lectores es ahora una corriente mainstream que ahora se impone en la línea editorial de Marvel Comics, convirtiendo al personaje más tirado en una estrella, en un clase A. Por esa misma razón, creemos que ha llegado el momento de hablaros de él, de sus orígenes, su evolución y su actual etapa en los cómics. 

Creación de Deadpool

Corría el año 91. Los superhéroes belicistas y futuristas, carentes de noción de moralidad e hipermusculados se estaban imponiendo a los vigilantes en mallas. Por eso mismo, Marvel dejó al tándem formado por Rob Liefeld y Fabian Nicieza la tarea de reconvertir Los Nuevos Mutantes, una serie teen sobre futuros Hombres X en algo más "maduro". La solución fue reconvertir este título en X-Force. De este modo,la serie tocaba a su fin, pero hete aquí que en el número 98 de la colección de Los Nuevos Mutantes algo pasaba. Los muties, con Cable como nuevo mentor eran atacados por...

¡Masacre! Huelga decir que Wade fue despachado con extrema facilidad en esta, su primera aparición. Pero no sería la última vez que lo veríamos. De hecho, su creación no fue un accidente episódico, ya que Liefeld/Nicieza tenían planes para él. Después de todo, se trataba de una respuesta al Deathstroke de DC, al cual parodiaban en forma de hibrido definitivo de dos personajes extremadamente populares de los 80 de la Marvel, Snake Eyes de G.I.Joe y el Asombroso Spider-man.

Este Masacre, no obstante, nada tenía que ver con el que conocemos actualmente. Aunque hablaba (y mucho), y era un gran luchador, no alcanzaba ni de lejos los niveles de delirio que se manejan en la actualidad. Y su "locura" era poco más que una fachada para desconcertar a sus enemigos. De ahí su posterior sobrenombre: El "mercenario bocazas".

Con esta fórmula como tarjeta de visita, Masacre volvió a aparecer en el número 2 de X-Force, y continuaría siendo un personaje importante a lo largo del primer arco argumental como villano y posteriormente como secundario de otras series. Sin embargo, poco tiempo después le llegaría su primer momento de gloria.

En 1993 se lanzó Persecución en Círculo, una mini-serie de 4 números de Fabian Nicieza y Joe Madureira, en la que Masacre debía huir de unos asesinos y a la vez hacerse con un botín especialmente suculento. En esta historia, por fin, se ahondaba en el pasado del personaje y se empezaba a ver su lado más humano. En ella también se conocía el origen del Wade como experimento fallido de Arma-X, al intentar duplicar a Lobezno, dejando a Masacre podrido por fuera, pero curado por dentro. En fin, un drama.

Este retrato quedó rematado por Mark Waid e Ian Churchill con una segunda mini-serie sin número, en la que Masacre perdía sus poderes justo cuando era atacado por el Juggernaut. En estos cuatro números por fin entendíamos que la desfiguración de Wade Wilson era un trauma para él, y que sus chistes, al igual que su disfraz, eran una forma de evadirse de la dura realidad que vivía.

En 1995, Lobezno y Solo liberarían a Masacre de un grupo bastante chungo durante el especial de Wolverine 95. En esta cómic, se revelaba que el factor curativo de Deadpool podría ser la clave para curar el virus de Legado. No obstante, esta línea se abandonó al tiempo y la aparición de Masacre en este cómic no pasa de episódica. 

La primera serie de Masacre

En 1997 Marvel por fin le dió la oportunidad de algo más grande. Joe Kelly fue el encargado de narrar las nuevas y delirantes aventuras del personaje, al tiempo que Ed McGuinness se encargada del dibujo. En esta serie, ya regular, se introdujeron nuevos elementos como Ciega Al, y se expandieron otros como la relación sentimental de Wade con la encarnación de Muerte, la amada de Thanos. Además, en esta parte de su vida editorial, Wade era puesto a prueba por primera vez, teniendo que convertirse en salvador de la Tierra frente a un mesías alien que tenía truco.

Este título eminentemente noventero es una rara joya, al menos durante sus 32 primeros números. Las constantes amenazas de cerrar la serie obligaban a Kelly cada dos por tres a tener que improvisar finales que no llegaban. Esto acabó saturando al escritor, quien cerró la serie con un sorprendente final. Y así dejó a Masacre en manos de Christopher Priest, el cual ha sido posiblemente el peor guionista del personaje hasta la fecha. Priest no sólo entendía la psicologia de Wade, sino que adrede decidió hacerlo parecer idiota de cara a los lectores para crear una comedia facilonga, en lugar de contar historias de calidad.

Desgraciadamente, de este modo se asentó el peligroso precedente de convertir a Wade en un idiota transtornado con regresión infantil, en lugar de explotar su faceta de mercenario bocazas, un asesino inteligente y letal que se escondía detrás de chistes y pullas para desconcertar a sus enemigos. Esta fórmula no funcionó demasaido y los guionistas se fueron sucediendo a razón de seis números de media. 

En un último intento de hacerla funcionar, y mediante un plan que afectó a distintas series mutantes (como Cable, que se convirtió temporalmente en Soldado X) se dio paso a Agente-X, una mini-serie en la que Wade y una especie de "clon" suyo debían unir fuerzas contra el Cisne Negro, un peligroso dandy criminal pasado de rosca.  Sin embargo, Masacre no había dicho su última palabra.

En 2004 Fabian Nicieza juntó a Cable y a Masacre en una única colección. Con esta serie se volvía a los orígenes del personaje, salvando a Wade de caer en el olvido y acercándolo de nuevo a otras series de Marvel, en especial a la continuidad Mutie. Además, en los últimos números, el mercenario bocazas se las veía con casi todos sus colegas de editorial, teniendo que aliarse con ellos a lo largo del espacio/tiempo. Eso sí, de una forma bastante divertida y entretenida.

Llegaron las cajas de texto: Daniel Way

Y así llegamos al volumen 4 de la serie, lanzado en 2008, el cual fue puesto en manos de Daniel Way, quien volvió a trastear con el trasfondo del personaje, añadiendo esquizofrenia a sus taras y, de nuevo, reconvirtiendo a Wade en un personaje excesivamente cómico y disparatado. Sin embargo, esta formula a matacaballo entre Nicieza y Priest, fue extramadamente popular y, de hecho, asentó el perfil del personaje en sus posteriores adaptaciones más allá del cómic: La peli de Hulk/Lobezno, sus apariciones en software y, por supuesto, el juego de Highmoon.

Al César lo que es del César. Gracias a Way y con su popularidad en alza, Masacre acabó formando parte de la alineación de la X-Force de Lobezno, así como teniendo más mini-series propias que nunca: Deadpool Corps, El Mercenario Zombie (The Merc with a Mouth, en EEUU), Suicide Kings, Juegos de Muerte, Masacre MAX... ¡Y eso sin olvidar las colecciones en las que no solo mata al Universo Marvel, los clásicos de la literatura inglesa y a sí mismo, ojito!

En 2012/2013, con Marvel Now! Masacre acabó dando un nuevo giro. Deadpool no sólo reinició serie, ahora guionizada por los humoristas Brian Posehn y Gerry Duggan y dibujada por Terry Moore (Walking Dead), sino que además se unía a una franquicia fuera del universo mutante: los Thunderbolts, liderados por Hulk Rojo. Este Masacre, aún en desarrollo, acabó con la esquizofrenia impuesta por Way y dio un giro bastante más centrado, que no menos divertido, a su carrera. 


Retcon "definitivo" del origen, boda, prole y.... ¿muerte?

Y aquí empiezan los SPOILERS severos. No digáis que no os avisamos. Aunque muchas de las cosas que os contamos ya han sido publicadas, otras tantas aún no han salido en nuestro país. Por eso mismo, seguid adelante solamente si os atrevéis. 

La etapa de Brian Posehn y Gerry Duggan ha dado para mucho. Arrancó, como os contábamos, en 2012/2013 la serie daba un giro de 180º e iniciaba una nueva andadura editorial, con un estilo fresco y nuevo y con artistas que daban un estilo más limpio y definido al cómic, muy similar a la etapa de Salva Espin como ilustrador del cómic.

Sin embargo, el volúmen 3 de Deadpool ha sido posiblemente el más genial de todos. argumentalmente hablando, al sentar finalmente unas bases coherentes y comunes del personaje, explicando los desvarios de sus anteriores guionistas, sus argucias argumentales, incoherencias y cambios bruscos de personalidad del anti-héroe. O lo que es lo mismo, un retcon en serio, que sirvió para consolidar una biografía genuina del personaje, que pudieran seguir posteriores guionistas sin sacarse "tontunas" de la manga. 

Mediante distintos números dedicados a flashbacks, veíamos a Masacre ascender durante las pasadas décadas a través del Universo Marvel, ora como matón callejero, ora como mercenario a tiempo parcial, con pintas propias de cada época. Estos lapsos argumentales servían para explicar los por qués de su mala relación con el resto de héroes marvelitas, debido a episodios incómodos nunca antes relatados. 

Mientras ésto se revelaba, también descubríamos que Wade era víctima de un proyecto secreto que le estaba estudiando y cortando a cachitos para periódicamente intentar replicar su factor curativo en otras personas.  Estos secuestros se saldaban con su habitual sesión de hipnosis y condicionamiento mental, borrando sus recuerdos y buena parte de lo sucedido. De esta manera se explicaba la locura y desvaríos de Wade (y su paulatina demencia) y también por qué entre guionista y guionista los cómics cambiaba tanto el estilo narrativo, trama, escenarios, relaciones entre los personajes, etc...


Mientras el Mercenario Bocazas descubría horrorizado la verdad sobre sus lapsos de memoria, también hacía frente a otra terrible verdad: tenía una hija llamada Eleanor, la cual sus captores habían retenido como moneda de cambio para que él cooperase. Pero, tranquilos, no pasaría mucho antes de que padre e hija se reencontrasen. 

Ahora bien, ¿Qué pasó con las cajitas de diálogos? Duggan y Posehm explicaban que no había sido un episodio pasajero de esquizofrenia, sino de posesión. Al parecer, Masacre había sido reducido a cenizas junto otro chalado de primera, Madcap, quien compartía con él unos poderes bastante similares.

Como resultado, cuando las cenizas se recompusieron, lo hicieron en un único cuerpo: el de Wade Wilson, pero con el cerebro dividido en dos personalidades. Para solucionar la papeleta, en un episodio posterior, se acabó separando a ambos personajes, explicando por qué las cajitas desaparecieron tan abruptamente. Deadpool y Madcap lograban separarse y cada uno seguía desde entonces su camino.  

Y mientras ésto pasaba, Masacre encontraba al "amor de su vida": Shiklah, reina de los demonios. Su casamiento atrajo a más de medio Marvel. La boda, oficiada por Rondador Nocturno, logró convertirse en un récord Guinness, ya que en la página estuviern retratados rácticamente casi todos los superhéroes del Univeros Marvel. 

La felicidad parecía llamar finalmente a la puerta de Masacre. Pero nada dura para siempre en la vida del Mercenario Bocazas. En el culmen de su vida, una nueva tragedia golpeó al anti-héroe: AXIS, el crossover que pasó de convertirle en un belicista sanguinolento en un pacifista buenrollista. Y aunque tras el crossover acabó volviendo a ser el de siempre, Deadpool quedó muy tocado descubriendo que daba igual lo que hiciera o lo que pasara: siempre sería incapaz de ser feliz.

Movido por el deseo de dejar esta felicidad que creía no merecerse, Wade retomó su viejos hábitos, volviendo a trabajar como mercenario freelance, poniendo distancia entre él y sus seres queridos. Desgraciadamente, este camino parecía conducirle directamente al número 45 de su actual colección, la cual había anunciado Marvel, será el mismo cómic en el que muriera, siguiendo los pasos del otro héroe inmortal de Marvel: Lobezno.

Pero esta muerte tenía truco. Se trata de una doble muerte. La primera de ellas, la espiritual. Deadpool se enfrentaba contra las fuerzas de Ultimatum (Underground Liberated Totally Integrated Mobile Army To Unite Mankind.), una organización anarcoliberal que había puesto en el objetivo a toda su familia y amigos. Tras liarla parda y partir unas cuantas piernas y cabezas, Wade comprendía que si quería que su hija pudiera tener una vida, Masacre debía de morir. Así que optó por hacer eso mismo. Matar a Deadpool, destruyendo su traje y abrazando la identidad civil de Wade Wilson. De este modo, Deadpool moría a manos de Wade Wilson, quien comenzaba una nueva vida. Lástima que la felicidad no le durase. La explosión resultante con el mundo de Ultimate Marvel y el inicio de las Secret Wars 2015 dio como resultado que Wade, su familia y amigos muriesen. Pero solo durante un ratito...

"Deadpool for President"

(ATENCION SPOILERS)

Y es que una de las claves tras Secret Wars 2015 el mundo volverá a ser (más o menos) lo que era. Wade Wilson seguirá siendo un mercenario, aunque tratará (desde la distancia) de ser un buen padre. Aprovechando que ahora era un Vengador del equipo de Steve Rogers y valiéndose de los beneficios del merchandise, Deadpool creó su propio supergrupo. En un principio trató de llamarlos "Héroes de Alquiler", pero un aviso de demanda de Luke Cage (anterior líder de una formación con el mismo nombre) le hizo replantearse la idea y crear los Mercs for Money, Mercenarios por dinero, vaya.  Estos Mercs se vestirían como Deadpool, aceptando trabajos en su nombre y cumpliendo los encargos como si fueran él. De este modo, la marca Deadpool pretendía ganar prestigio internacional.

El experimento de los Mercs for Money no funcionó. Uno de sus miembros, Mad Cap, trató de incriminar al Deadpool, asesinando en su nombre y enloqueciendo a la población. Al final, Deadpool, junto a sus amigos y su familia, consiguieron cazar al traidor, quien se "suicidó" usando una arma chitauri. A pesar de este fracaso, los Mercs for Hire siguen en marcha, aunque cada miembro con su propia identidad. Actualmente en el grupo liderado por Deadpool militan Stingray (Walt Newell), Terror, Foolkiller (Greg Salinger), Slapstick (Steve Harmon), Solo (James Bourne) y Masacre (el Deadpool mexicano, para no liarnos).

¿Pero qué le espera a Deadpool tras el estreno de su película? Solo el tiempo lo dirá. Pero teniendo en cuenta que ya se ha anunciado hasta Deadpool 2, con la aparición de Cable en ella, podemos aventurar que los próximos años van a ser los mejores para el personaje.