Lo mejor de 2015: Borja Abadíe

Aunque todavía quedan un par de semanas para cerrar el 2015 nosotros ya hemos empezado nuestro repaso a los mejores videojuegos de 2015. Ha sido un año bastante decente. No es que haya habido ningún juego que haya revolucionado la industria, ni mucho menos, pero echando la vista atrás me parece evidente que el año ha sido bastante mejor, tanto en cantidad como sobre todo en calidad, en cuanto a lanzamientos.

La industria del videojuego ha sobrevivido a los años de crisis y sigue creciendo. La cantidad de títulos AAA ha sido realmente abrumadora, dejando quizás en un segundo plano a los juegos indie. Esto se debe, en mi opinión a dos circustancias. Por un lado el todopoderoso marketing de las grandes compañías bombardeando a los usuarios al tiempo que vacia sus bolsillos y por otro la incustionable calidad de muchos de ellos. Si en un año salen Fallout 4, The Witcher 3: Wild Hunt, Bloodborne, Rise of the Tomb Raider, Xenoblade Chronicles X, etc... es lógico que nos quede poco dinero en la cartera para invertir en juegos indie.

Y no tengo en cuenta algunos otros juegos AAA que, como comento en el vídeo, me han decepcionado un poco. Me refiero a Batman Arkham Knight y Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. No es, ni de lejos, que sean juegos malos, mediocres o ni siquiera de notable bajo. Ambas aventuras ofrecen un mundo abierto (o casi) con un apartado técnico apabullante pero ninguna de las dos ha conseguido dejarme huella.

El juego del Hombre Murciélago tiene muy pocos peros que ponerle pero su ritmo de juego y su estructura de misiones no consiguió en gancharme. En el caso de MGS V la cosa es muy distinta. Tampoco tengo muchos peros que ponerle pero, aunque su propuesta de juego consiguió incluso obsesionarme durante varias semanas, el desarrollo se convirtió en algo demasiado repetitivo (como creo que le ha sucedido a mucha gente) y acabé abandonando el juego a falta de tres misiones principales.

Hay otros juegos que, por distintos motivos, no han acabado en mi lista. Uno de ellos es Hotline Miami 2: Wrong Number y otro es Mad Max. Pero, si tuviera que destacar uno sería Destiny. Sí, ya lo sé, es un juego del año pasado pero, como muchos otros piensan, creo que ha sido este segundo año, con la llegada del Rey de los Poseídos, cuando Destiny se ha ganado el derecho a llamarse juego completo. Si Destiny se hubiese lanzado el año pasado con todo el contenido disponible a día de hoy, estaríamos hablando de uno de los mejores shooters en mucho tiempo. La realidad, sin embargo, es que Bungie y Activision nos han estado cobrando durante dos años por jugar a una especie de beta grande y muy larga. Por eso, y por que no es estrictamente de este año, he decidido no incluirlo.

Ahora es cuando muchos, no sin razón, dirán que entonces por qué incluyo The Talos Principle, que salió a finales de 2014 en PC. La respuesta es tan sencilla como carente de valor para defender mi postura: ha salido en consolas este año. Sí, ya sé que las consolas están obsoletas y todo eso pero cada uno es como es. Los más suspicaces incluso dirán que Yakuza 5 es de hace tres años ya pero ahí sí que me acojo a la primera enmienda: ha llegado a nuestras tierras hace muy poquito.

Como también comento en el vídeo, creo que ha sido el año del rol. Mi podio personal está protagonizado por este género, con The Witcher 3, Fallout 4 y Bloodborne. Creo que la obra de CD Projekt RED ha sido lo mejor del año, tanto por propuesta jugable como por capacidad para contar buenas historias y mantener el interés del jugador. Con Bloodborne y Fallout 4 lo he tenido más difícil. Podríamos decir que es casi un empate técnico y, aunque he tenido que tomar una decisión, puede que mañana piense que el juego de FromSoftware merece el segundo puesto. Un poco más abajo, pero también bajo el paraguas rolero, Xenoblade Chronicles X me ha dejado una sensación inmejorable. Qué pena que Wii U no sea una máquina tan potente como sus competidoras (especialmente PS4) porque su mundo de jeugo sería incluso más vistoso.

Yakuza 5 quizás tambiém merece una mejor posición, pero no he podido dedicarle las 80 horas de rigor como para auparle a lo más alto. Desde luego, las 30 primeras horas me han servido para recordarme lo mucho que echo de menos que los desarrolladores tengan propuestas tan ambiciosas y variadas como la de la saga de SEGA. Al paso que está creciendo la saga, y la sexta entrega tiene una pinta tremenda, no me extrañaría que hasta Shenmue III se viese relegado al segundo puesto en la fraticida contienda si la vuelta de Ryo Hazuki no consigue ser tan original y ambiciosa como las dos primeras entregas (especialmente la primera). 

Pero no solo Sony ha tenido grandes exclusivos, como Bloodborne o Yakuza 5. Microsoft y Xbox One han vuelto a ofrecer a sus usuarios un año con grandes juegos exclusivos, como el sensacional Ori and the Blind Forest o Rise of the Tomb Raider, dos juegazos como la copa de un pino. No he incluido, y podría haberlo hecho, Forza Motorsport 6 ni Halo 5: Guardians. Los dos son grandes juegos y, una vez más, tengo pocos peros que ponerles. Pero esto es una lista subjetiva y ando un poco más cansado de las entregas anuales de la saga Forza (Horizon a superado a Motorsport en cuanto a diversión para mí) y del más que correcto, pero no innovador, trabajo de 343 Industries con la saga del Jefe Maestro

Los juegos indie en 2015 no han vivido un año tan espectacular como antaño pero eso no quita que no nos hayamos encontrado con un buen puñado de grandes títulos, como The Talos Principle (un ejemplo de cómo hacer un jeugo de puzles con una curva de dificultad casi perfecta) o Undertale, esa inclasificable joya que me tiene completamente enganchado. En este sentido, el 2016 creo que será más alentador, con juegos de la talla de Recore, Below, Inside, No Man's Sky, Rime, etc...

En cuanto a qué espero de 2016 pues más juegos indie de calidad, títulos AAA que se arriesguen con propuestas diferente e innovadoras (por pedir que no quede) y, sobre todo, sorpresas. Quiero juegos más originales, arriesgados y ambiciosos y menos remasters, DLC's con precios prohibitivos, juegos a medio acabar (no miro a nadie Destiny y Star Wars: Battlefront), menos ports, menos remakes, y, en definitiva, más innovación. Si alguno se pregunta por qué no quiero que triunfe la Realidad Virtual (que en el vídeo se ilustra con el casco de Sony pero pienso lo mismo de todos) os recuerdo los que comenté en su día en un blog: los jugadores cada vez jugamos más aislados, y eso no me gusta. Bueno, os dejo con mi lista y, aunque queda aún bastant: felices fiestas, feliz Navidad y feliz todo a todos.

1.- The Witcher 3
2.- Fallout 4
3.- Bloodborne
4.- Yakuza 5
5.- Ori and the Blind Forest
6.- Rise of the Tomb Raider
7.- Xenoblade Chronicles X
8.- Life is Strange
9.- The Talos Principle
10.- Undertale