Los mejores juegos de 2014: la opinión de Alberto Lloret

Iba a romper el hielo diciendo que, para mí, lo mejor de 2014 han sido las vacaciones… pero me ha parecido algo cruel. Más, tras la noticia de que este 2014 ha sido el peor año en lo jugable desde 2006. Y es que este 2014 pasará a la posteridad como el año del “quiero y no puedo”, porque, tras el tibio lanzamiento de las nuevas consolas a finales de 2013, esperaba que en este año ya se vieran los primeros títulos dignos de la next gen y lo cierto es que ha habido poquitos e irregulares. Mucho juego “intergeneracional”, que aparece en toda plataforma posible y que, al final, no aprovecha ninguna de ellas al 100%. Y, lo que es peor, con las versiones de PS3-360 sin cuidar, a un nivel inferior al de anteriores años.

Más grave aún ha sido la oleada de retrasos a 2015, bien por miedo a no hacerse con un trozo del pastel navideño, bien porque realmente necesitaban más tiempo de puesta a punto. Pero, por la razón que sea, al final 2014 se ha quedado un tanto descafeinado. Aún con todo, aunque lo haya pintado muy negro, hemos podido paladear algunos grandes juegos. Menos de los que me hubiera gustado, pero los ha habido. Y uno de los que más he disfrutado ha sido, sin ningún tipo de dudas, La Tierra Media: Sombras de Mordor.

No solo es el mejor juego inspirado en la obra de Tolkien, sino que además, es uno de los pocos juegos que introduce alguna mecánica nueva, como el sistema Némesis, que deja un mundo abierto más vivo, con sus propias luchas de poder y que cambian de una partida a otra. Además, como bien dicen las malas lenguas, es el mejor Assassin’s Creed que hemos visto en 2014, así que… dos pájaros de un tiro. Y eso sin olvidar P.T., que aún siendo una demo, ha sido de lo mejorcito de 2014 gracias a que me he reencontrado con el miedo de verdad. O Bayonetta 2, que ya me tenía ganado por mi incondicional amor al juego original.

No incluyo en esta lista ni a The Last of Us Remasterizado ni Grand Theft Auto V para las consolas de nueva generación –por mencionar dos casos- porque considero que son juegos que disfruté en 2013 y, aunque he re-jugado ambos este año e incluso completado Tomb Raider Definitive Edition (que se me escapó en 2013), creo que tuvieron su momento de gloria (o al menos el mío) durante el año pasado. Por eso en mi lista no veréis ningún Remaster. Tampoco soy ultrafan de los juegos deportivos, por lo que no están FIFA, NBA 2K…

Por último, aún siendo un año flojo, elegir los 10 mejores juegos de 2014 se me antoja cuando menos complicado, porque se quedan fuera muchos que he disfrutado, a pesar de sus “cosillas”, como The Evil Within o Wolfenstein The New Order. Sobra decir que el tiempo es limitado y es imposible jugarlo todo, como Dragon Age Inquisition, que lo he reservado para estas fiestas. Ah, y en mi lista sí está Castlevania Lords of Shadow 2 porque aún con sus fallos, a mí me encantó. Así que, sin más dilación, estos son mis elegidos de 2014…

1. La Tierra Media: Sombras de Mordor

2. P.T.

3. Bayonetta 2

4. Castlevania Lords of Shadow 2

5. Titanfall

6. South Park – La vara de la verdad

7. Metal Gear Solid: Ground Zeroes

8. Far Cry 4

9. Destiny

10. Luftrausers

No voy a repasar uno por uno todos los títulos, solo algunos que creo que sí merecen alguna explicación, como por ejemplo, el noveno puesto de Destiny. Para mi no ha sido una decepción, pero tampoco la panacea que nos vendieron. Es un shooter muy divertido jugando con amigos y siempre en un nivel de dificultad superior al de nuestro nivel, para que haya algo de reto. Si a eso sumamos que lo mejor, a nivel jugable, está en las raids de nivel más alto, para mi significa que algo en el diseño no ha estado muy acertado...

Por úlitmo, el décimo puesto ocupado por Luftrausers (juego del que disfruté como un animal en PS Vita), bien podría estar reservado a otros grandes juegos “indies” que hemos visto este año, desde Randal’s Monday, pasando por Nidhogg, The Vanishing of Ethan Carter, Shovel Knight, Transistor, Super Time Force o incluso las versiones PlayStation de Rogue Legacy (aún no he podido catar The Talos Principle)  Ha sido un buen año tanto para el juego independiente, como para el “digital-only” en general, donde las grandes productoras también han dejado títulos más que interesantes, con Strider o Valiant Hearts a la cabeza, por mencionar solo un par, aunque ha habido más.

Con los ojos puestos en 2015

¿Y qué espero del nuevo año? Pues, a grandes rasgos, que sea todo lo que no ha sido este 2014. Que no haya más retrasos, y que, con todo el dolor de mi corazón, los grandes estudios vayan diciendo adiós a las anteriores máquinas para centrarse en las nuevas y que así las puedan exprimir de verdad, no buscando el "mínimo común múltiplo" entre todas las plataformas. Quiero ver de qué es capaz Nintendo con New 3DS, si realmente este año desvelarán una nueva portátil como se rumoreó en 2014...

No es menos cierto que espero mucho, muchísimo, del que promete ser el segundo y definitivo asalto de la Realidad Virtual, con Oculus Rift y Project Morpheus compitiendo por dejar las experiencias más inmersivas. Quiero ver de qué son los capaces los estudios con este nuevo periférico, que de verdad pienso que puede ser un fenómeno disruptor, capaz de llevarnos a una revolución similar a la que supuso el salto de las 2D a las 3D, solo que ahora el 3D será "envolvente". Me cago solo de pensar cómo serán los juegos de terror compatibles con estos visores, por poner un ejemplo.

Y en el apartado de los juegos de 2015, pues espero con demasiadas ganas dos títulos, que comparten lo más alto de la lista de mis más deseados: Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y Batman Arkham Knight. Hay más juegos, como Uncharted 4, The Witcher 3, Until Dawn, The Legend of Zelda para Wii U, Yakuza 5, Just Cause 3, FFXV, Mortal Kombat X, Crackdown 3, Star Wars Battlefront, Project Cars, Kingdom Hearts III, Monster Hunter 4 Ultimate, Rise of the Tomb Raider, Quantum Break, ¿The Last Guardian?… pero los dos primeros son los que realmente me quitan el sueño por ahora.  

Y, como decía en el resumen de 2014, tampoco quiero olvidarme de los juegos solo descargables, ya sean indies o respaldados por “megacorporaciones”. Permitidme que barra para casa y ahí coloque en lo más alto a Rime, de Tequila Works, que salvando las distancias me recuerda tanto a mis queridos ICO y Shadow of the Colossus, que es un flechazo a primera vista. También les tengo muchas ganas a No Man’s Sky, Cuphead, Everybody’s Gone to the Rapture, Hotline Miami 2… y paro, que si no me extiendo demasiado.

Si queréis ver el resto de opiniones de los miembros de la redacción, os podéis pasar por los mejores juegos de 2014. Sólo me queda desearos unas muy felices fiestas y que 2015 sea, al menos en lo jugable, ¡¡¡un año inolvidable!!!