Michael Pachter defiende la segunda mano

Michael Pachter, uno de los más polémicos analistas de nuestro sector, ha opinado sobre la posibilidad de que los juegos de segunda mano sean bloqueados en la próxima generación de consola. La consecuencia sería brutal, asegura.

Michael Pachter ha mostrado su descontento con la idea de suprimir el mercado de la segunda mano en videojuegos. Esto a raíz de los rumores que en los últimos meses han circulado respecto a las próximas consolas de Sony o Microsoft, que pudiesen implementar sistemas para bloquear la ejecución de juegos usados. Algo así, opina, sería catastrófico para la industria: "La industria se desintegraría. Si las nuevas consolas no leyesen juegos usados, el mundo del videojuego entraría en declive. ¿Habéis oído eso Sony y Microsoft? Tenéis que apoyar el mercado de la segunda mano."

Continúa el analista de Wedbrush Morgan: "¿Por qué razón Sony o Microsoft darían la espalda a los juegos usados? El 90% de las ventas de juegos corresponden a títulos de terceros. Además, ambas compañías son lo suficientemente inteligentes como para ceder cuota de mercado al rival en caso de que una apueste por la segunda mano y la otra no."

Estima Pachter, por último, que las pérdidas registradas por las editoras a consecuencia de la segunda mano no son tan cuantiosas como se pretende hacer ver, ya que la compra venta de juegos se balancea conforme van rebajando su precio: "¿Cuánto les cuesta a las editoras el que ciertos usuarios adquieran juegos de segunda manos en lugar de nuevas copias? Apenas un 5% de sus ventas de software totales, probablemente. […] Sólo un 40% de los juegos nuevos adquiridos terminan volviendo a las tiendas, lo que ocurre esencialmente en los tres primeros meses tras su lanzamiento."