Microsoft se blinda para evitar filtraciones sobre Xbox 720

Microsoft no está dispuesta a que las filtraciones vuelvan a jugarles una mala pasada, por lo que han decidido aumentar de forma sensible las medidas de seguridad entre sus empleados. ¿Tendrá ya forma Xbox 720?

Según el portal Geekwire, Microsoft ha puesto en marcha entre sus empleados un plan de seguridad sin precedentes. ¿El motivo? Pues ni más ni menos que evitar cualquier filtración en torno a su nueva consola de sobremesa, que a falta de nombre definitivo, todos conocemos como Xbox 720.

Al parecer, la salida a la luz de un documento el pasado mes de junio en el que se desvelaban algunos detalles de la nueva consola de Microsoft, ha sido uno de los motivos que ha llevado a los de Redmond a establecer nuevos y exhaustivos controles de seguridad, con los que esperan evitar este tipo de filtraciones.

Las nuevas normas se implantarán de manera progresiva en los estudios A, B, C, y D de la compañía, y -entre otras medidas- servirán para limitar el acceso a estos edificios únicamente a los empleados designados, haciendo que cualquier otro visitante (trabajadores de otros departamentos de Microsoft incluidos) sólo puedan acceder a dichos estudios tras un proceso de registro y siempre bajo la compañía de un responsable.

Esta es la primera vez que Microsoft toma una serie de medidas tan drásticas para preservar la privacidad de sus proyectos, lo que nos lleva inevitablemente a pensar que quizá el desarrollo de Xbox 720 esté más adelantado de lo que muchos pensamos. ¿No os parece?