Microsoft habla de la privacidad con Kinect y Xbox One

Microsoft reafirma que la información recogida por Kinect con fines publicitarios en Xbox One no será compartida ni vendida, bajo ningún concepto, a terceras compañías. Además, los de Redmond ahora aseguran que Kinect sólo recopilará información sí le damos permiso para hacerlo.

Uno de los aspectos más controvertidos de la nueva versión de Kinect, que llegará junto a Xbox One el próximo 22 de noviembre, es el tan traído y llevado tema de la publicidad "a la carta". Vamos, que el dispositivo de detección de movimiento y audio de Microsoft será capaz de "vigilar" nuestras acciones para ofrecernos anuncios publicitarios que se ajusten a nuestros gustos.

Ya hemos hablado varias veces de esta polémica característica, e incluso Microsoft confirmó en su día que no compartiría ningún tipo de información con terceras compañías, ni siquiera con organismos gubernamentales.

Sin embargo, un reciente reportaje de la web especializada en el sector de la publicidad, Advertising Age, y en el que se asegura que Microsoft sí podría utilizar los datos de los usuarios de Xbox One con fines comerciales, ha hecho que los de Redmond reaccionen rápidamente negando tajantemente este supuesto.

Según ha aclarado Larry Hryb, más conocido como Major Nelson, la información recogida en el artículo de Adverting Age es errónea debido a una confusión, y ha vuelto a recalcar que Microsoft no compartirá ningún dato personal de sus usuarios con compañía alguna.

Además, el máximo responsable de Xbox Live ha asegurado que Kinect sólo recopilará información con fines comerciales "si le damos permiso para hacerlo", por lo que entendemos que Xbox One nos dará la posibilidad de desactivar esta función por completo y evitar así que el dispositivo nos grabe o "escuche".

¿Os parecería bien que Microsoft diera la posibilidad de esquivar por completo el "espionaje" que será capaz de realizar Kinect?