Microsoft no quiere cometer con HoloLens los errores de Kinect

Microsoft no está dispuesta a que HoloLens, sus gafas de realidad aumentada, pasen a formar parte del trastero de quien las compre y por eso, se tomarán su tiempo a la hora de lanzarlas, para que sean útiles y prácticas.

Microsoft no quiere bajarse del carro de la realidad aumentada y por eso apostará fuerte con HoloLens. Un dispositivo que fue anunciado en la conferencia de lanzamiento de Windows 10 el año pasado. Aunque si tenéis ganas de tenerlo en vuestras manos aún tendréis que esperar un tiempo ya que la compañía americana ha confirmado que se tomará el tiempo necesario para que las gafas de realidad aumentada sean un producto útil, evitando así que se pueda llegar a dar una situación similar a la de Kinect.

Alex Kipman, creador de HoloLens, habló sobre él en la conferencia TED en Vancouver (Canadá), además de sobre Kinect del que afirmó que durante su lanzamiento no era una experiencia agradable. Según él, a pesar de que Kinect lograse vender 10 millones de unidades en 60 días, el dispositivo no estaba listo, ya que el entusiasmo por él fue disminuyendo debido a la falta de software y de tecnología. Error que no quieren repetir con HoloLens.

"Cuando crea que el mundo está listo para él vamos a dejar que la gente lo compre. Podría ser tan pronto como digamos 'Sí' o podría demorarse como 'Mucho tiempo'. Si un consumidor lo comprase ahora mismo tendría 12 cosas que hacer con él y pensaría 'Estupendo, he comprado un producto de 3000 dólares con el que sólo puedo hacer 12 cosas y ahora está cogiendo polvo.'"




Por último, también mencionó que no les preocupaba que la competencia lanzase sus productos primero, ya que para ellos cuando HoloLens llegue al mercado el producto que se van a encontrar los consumidores será muy útil.