Microsoft da soluciones a los problemas de la actualización

La compañía de Redmond ha actuado con rapidez para que sus usuarios puedan seguir disfrutando de Xbox One y sus características mejoradas tras su actualización.

La última actualización de Xbox One ha traido más de un quebradero de cabeza a sus usuarios y es que muchos de ellos han sufrido un pantallazo negro tras encender su consola. Afortunadamente, Microsoft ha estado rápida y ha proporcionado una solución fácil y sencilla de realizar.

Este es el comunicado que ha realizado la compañía americana y la solución aportada al respecto: "Somos conscientes del problema y estamos trabajando en una solución. El problema no parece ser generalizado, pero se resuelve dejando presionado el botón de encendido de la consola durante 10 segundos".

Por tanto, si alguno de vosotros ha tenido la mala suerte de sufrir este error, ya sabéis como subsanarlo. Dicha actualización comenzó a distribuirse el pasado sábado y entre sus principales novedades incorpora la capacidad para ver y administrar el espacio de almacenamiento, visualizar la carga de batería restante de nuestro mando y poder usar un teclado USB.

¿Alguno habéis sufrido el error? ¿No creéis que deberían testear más estos firmwares con el fin de evitarnos problemas?