Microsoft quiere solucionar la diferencia de resolución entre PS4 y Xbox One

Uno de los principales ejecutivos de Xbox One en Reino Unido cree que la empresa necesita mejorar la percepción que se tienen en torno a PS4 y la sensación de que muestra ciertos juegos a resoluciones y tasa de refresco superiores.

Harvey Eagle, jefe de marketing de Xbox en Reino Unido, ha concedido una entrevista a CVG en la que nos cuenta cómo la diferencia de resolución entre PlayStation 4 y Xbox One ha generado una publicidad negativa que ha terminado convirtiéndose en un problema para Microsoft.

"Sin duda, creo que es un reto de percepción. Si pones juegos 'third-party' uno al lado del otro, funcionando a diferentes resoluciones o framerates no verás ninguna diferencia, a menos que uses una pantalla de más de 60 pulgadas, te desafío a que la encuentres. Personalmente, a mí me cuesta mucho."

"Es algo importante. Algo que los medios de comunicación han recogido. Si eso lleva a la percepción de que una máquina es más potente que otra, entonces es relevante, y estamos trabajando para que los desarrolladores puedan traer juegos a Xbox One a una resolución mayor y con más framerate."

"Hay un poco de potencia de la GPU que estaba asignada a Kinect y que ahora estamos liberando para que los desarrolladores puedan usarla en los juegos. Sin embargo, quiero señalar que esto es responsabilidad de los desarrolladores y depende de ellos la manera en la que utilicen esa potencia."