Microsoft ya puede excavar en busca de los E.T. de Atari 2600

El Departamento de Medio Ambiente de Nuevo México da vía libre a la excavación en el desierto de Alamogordo, que formará parte de un documental de Microsoft, Fuel Entertainment y LightBox Interactive, que pretende documentar la extracción de las copias del juego E.T. de Atari 2600, que fueron sepultadas en el desierto en los años 80 después del enorme fracaso del título. 

El Departamento de Medio Ambiente de Nuevo México ha concecido a Microsoft los permisos necesarios para continuar con sus excavaciones en el desierto cercano a Alamogordo, Nuevo México, después de paralizar el proyecto por considerarlo poco seguro debido a las características del terreno... Vale, vale. Tranquilos. Si todo esto os está sonando a chino, no os preocupéis que os ponemos en antecedentes, que la historia es de lo más curiosa:

Microsoft, junto a las productoras Fuel Entertainment y LightBox Interactive, iniciaron hace unos meses la grabación de un documental que pretende mostrar la zona donde, supuestamente, fueron enterradas un gran número de copias del videojuego E.T. para Atari 2600.

 Según "cuenta la leyenda", tras el enorme fracaso del videojuego (que no nos engañemos, era malo a rabiar), la productora decidió, en la década de los 80, enterrar todas las unidades del videojuego que no habían conseguido vender en el desierto que linda con la ciudad de Alamogordo, en Nuevo México.

30 años después, y con la intención de mostrar si esta teoría es cierta, Fuel Entertainment y LightBox Interactive decidieron iniciar la grabación de este documental, que además de intentar desenterrar las copias de E.T. para Atari 2600, también hablará sobre la llamada Crisis del videojuego de 1983, el enorme desplome que sufrió el sector en la época debido, principalmente, a la pérdida de confianza de los jugadores por la saturación del mercado de juegos tan malos como el protagonizado por el entrañable extraterrestre de Spielberg.

Con la obtención de este permiso por parte de las autoridades locales, los responsables de este interesantísimo documental ya pueden retomar sus trabajos de excavación con los que, con un poco de suerte, recuperarán todos los cartuchos del videojuego de Atari 2600. Curioso, ¿no os parece?

Fuente: MCV