Miles de personas piden que Ben Affleck no sea Batman

La decisión de que sea Ben Affleck el encargado de dar vida a Batman en la secuela de El hombre de acero ha provocado un tsunami mediático... Change.org ya ha recogido más de 30.000 firmas en contra de este fichaje. 

Ayer, tras meses de rumores acerca de quién encarnaría de nuevo a Batman tras la renuncia definitiva de Christian Bale (ni siquiera las cifras astronómicas le han impedido dar una negativa al estudio), supimos que sería Ben Affleck será Batman en la secuela de El hombre de acero, cuyo título provisional es Batman vs. Superman.

Según los análisis de la empresa Fizziology de los aproximadamente 100.000 tweets que mencionaron a Ben Affleck en la primera hora tras conocerse la información, aproximadamente el 71% expresaba su desacuerdo. Parece que nadie duda de su buen hacer tras la cámara con reconocimientos a sus películas como el reciente Oscar que consiguió por Argo, pero el mentón del actor no ha sido bienvenido en esta ocasión.

A través de la web Change.org, John Roden, un seguidor del personaje, ha iniciado una campaña para cambiar esta decisión afirmando que "no está ni remotamente cerca de ser una estrella de acción" y calificó su trabajo en Daredevil como "atroz". No obstante, también ha querido dejar clara que su petición de cambio no pretende perjudicar su carrera y que respeta el trabajo del actor, si bien siente que "no es apropiado para el papel". Para que la convocatoria de que Ben Affleck no sea Batman se considere secundada se precisan 25.000 firmas y ya se han recogido más de 30.000.


Zach Snyder, muy al contrario, parece tenerlo bastante claro y así lo ha hecho saber: "Ben [Affleck] ofrece un interesante contrapeso al Superman de Henry [Cavill]. Tiene la madera interpretativa para crear un retrato con varias capas de un hombre que es más viejo y sabio que Clark Kent y lleva las cicatrices de un curtido luchador del crimen pero retiene el encanto que el mundo ve en el multimillonario Bruce Wayne".

¿Seguirá adelante Warner Bros. desoyendo el clamor popular? Y de ser así, ¿está condenada al fracaso la primera película que reúne a Batman y Superman en un largometraje de imágenes reales? Veremos cómo se resuelve este desaguisado puesto que la producción arrancará a comienzos del 2014 con la idea de cumplir el calendario y estrenar el 17 de julio de 2015.