El Ministerio del Tiempo – Polémica por su visión de los funcionarios españoles

Se desata la polémica por el último episodio de El Ministerio del Tiempo donde la serie de Javier Olivares quería parodiar el estereotipio que tenemos de los funcionarios españoles. 

Las series españolas vienen pisando fuerte desde hace un par de temporadas. El ejemplo más sobresaliente lo tenemos con El Ministerio del Tiempo que poco a poco va calando hondo en los espectadores nacionales y no está exento de polémica cuando trata temas controvertidos de la opinión pública como le ha ocurrido en el último episodio emitido el pasado lunes.

El Ministerio del Tiempo es una serie nacional creada por los hermanos Pablo Olivares y Javier Olivares, que cuenta las aventuras de Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda), Amelia Folch (Aura Garrido) y Julián Martínez (Rodolfo Sancho) cuando son reclutados para una misión concreta: proteger el pasado para preservar el futuro. Y lo harán a través de unas puertas secretas que dan acceso a diferentes épocas de la historia.

El Ministerio del Tiempo en realidad es una institución gubernamental secreta que depende directamente de la Presidencia del Gobierno. En el último capítulo emitido, los protagonistas tienen que hacerse pasar por funcionarios españoles comunes para evitar una invetigación y que se descubra su secreto mejor guardado.

Para lograrlo les darán una serie de pistas e instrucciones precisas para camuflarse como funcionarios de toda la vida como por ejemplo instalarse el solitario en el ordenador, jugar al buscaminas, entretenerse en la máquina de café, no ser felices, no sonreír, ser siempre serios, no irse más tarde de las dos a su casa… en definitiva, que no trabajen.

Obviamente los funciones españoles no están muy contentos con el guiñó de la serie y mientras se emitía el episodio, las redes sociales fueron pasto de las críticas y también de algún que otro aplauso. A pesar de poder ser (o no) un fiel reflejo de la realidad, la serie de TVE no quería ofender a nadie, sino parodiar de manera cómica un estereotipo nacional que existe desde tiempos inmemorables.

Pese a que se trata de un gag cómico para entretener a los fans de El Ministerio del Tiempo, el creador de la serie Javier Olivares quiso sentenciar la polémica con un par de tweets que os reproducimos a continuación donde queda clara cuál es su intención y su visión al respecto: