El Ministerio del Tiempo - TVE frena la emisión de la segunda temporada

La segunda temporada de El Ministerio del Tiempo sufre un inesperado parón dejando a los espectadores a la espera de los cinco últimos episodios de la serie.

El Ministerio del Tiempo echa el freno en la emisión de los episodios de la segunda temporada. ¿Visteis la segunda parte de "Tiempo de valientes"? Pues sabed que, de momento, TVE no tiene previsto emitir los cinco episodios. Toca esperar.

La cadena ha anunciado un parón tras ofrecer el desenlace de la aventura de uno de "los últimos de Filipinas". El regreso de Rodolfo Sancho va a servir como cliffhanger para los fans ministéricos que ahora tendrán que morderse las uñas esperando poder ver qué sucede a continuación.

¿Qué podemos esperar en el regreso de El Ministerio del Tiempo? Por supuesto Amelia, Alonso y Julián seguirán tratando de cuidar el pasado para evitar que cambie combatiendo todo tipo de amenazas.

La patrulla se internará en el siglo XVIII para hacer una incursión en el incendio del Alcázar, se desplazará a las primeras décadas del siglo XX para perseguir a "la vampira del Rayal" y visitará lugares tan emblemáticos como el monasterio de Rábida antes de la partida de Colón con sus carabelas rumbo a las Indias. Los retos serán constantes teniendo que enfrentarse al mismísimo Felipe II y su armada invencible.

Ojo porque habrá nuevas incorporaciones: el cineasta Javier Ruiz Caldera se suma al equipo técnico mientras que Borja Cobeaga y Diego San José trabajan como guionistas invitados.

Entre los rostros que se pasearán por las distintas épocas que mostrará la segunda parte de El Ministerio del Tiempo encontraremos los de Carlos Hipólito, Alejandra Jiménez, Fernando Conde, Nancho Novo, Nieve de Medina o Carlos Kaniowsky.

Mientras que esperamos con ilusión que El Ministerio del Tiempo renueve por una tercera temporada, nos preguntamos a qué obedece este parón que según su creador Javier Olivares será de unas dos o tres semanas. La cadena ni afirma ni desmiente, así que, de momento y mientras no se inventen puertas al futuro, nos toca tener paciencia.