Minority Report inspira una unidad precrimen en China

Minority Report ha servido de base a una unidad precrimen que China desarrolla para anticiparse a los delitos.

Philip K. Dick articuló en su relato "El informe de la minoría" un sustrato en el que Steven Spielberg supo sembrar la semillla de Minority Report, una cinta de ciencia-ficción que suscitaba debates apasionantes en torno a la presunción de inocencia o la acción punitva de la justicia antes de que se cometa un crimen. 

La sociedad que precognizaba Minority Report está poco a poco abriéndose paso, si tenemos en cuenta que hasta hace bien poco tanto la nanotecnología como la concepción de una unidad precrimen parecían pertenecer exclusivamente al ámbito de la fantasía.

Pues bien, según informaba esta semana Bloomberg China podría abrir el melón preparándose para tener la capadidad de predecir crímenes gracias al estudio de los hábitos y costumbres de sus ciudadanos y de los llamados "big data".

El asunto como veis resulta tan alentador como aterrador porque enfrentaría a la población china a una especie de aparato hipervigilante del calibre de Gran Hermano que supiera a dónde se dirigen, en qué gastan su dinero, qué ven y cuáles son sus costumbres los ciudadanos chinos. Este "servicio unificado de información" no obstante solo podría nutrirse de los datos que los propios usuarios dan previo consentimiento pero... ¿sabéis cuánta información fluye por la red acerca de nosotros mismos? Seguramente no tenemos ni idea.

Otra cuestión que desata suspicacias (y que va más allá de lo que propone la película Minority Report) es el hecho de que toda la información recogida mediante cámaras de seguridad de las grandes ciudades, registros bancarios o medios de transporte, irían asociados a personas consideradas peligrosas, pero ¿para quién? ¿Para sus congéneres, para la sociedad y/o para el aparato del Estado?  ¿Imagináis algo se semejante nivel en Europa? ¿Quién vigilará a quien nos vigile?

Cuesta discernir si estamos ante una gran idea o un sistema que eleve aún más la alerta entre la población civil que no deja de conocer gracias a filtraciones como la de Snowden que el espionaje está a la orden del día (de paso os recuerdo que Ana Pastor entrevista a este personaje hoy en El objetivo).