Miyamoto, ¿futuro Príncipe de Asturias?

Shigeru Miyamoto, padre de algunas de las sagas más conocidas y clásicas de la historia de los videojuegos (como Super Mario y The Legend of Zelda) y principal fuerza creativa de Nintendo desde los años 80 es ya, oficialmente, candidato al Premio Príncipe de Asturias 2010 de Comunicación y Humanidades. Su candidatura ha sido impulsada por Gamelab, la Feria Internacional del Videojuego y del Ocio Interactivo de Gijón, y cuenta ya con el apoyo de algunas de las figuras más relevantes de los videojuegos, la cultura y la política en España.

Shigeru Miyamoto nació en Kyoto en 1952 y lleva desarrollando juegos para Nintendo desde 1981, año en el que creó la recreativa Donkey Kong, pieza clave del universo Miyamoto en la que se dejaron ver, juntas, algunas de la principales estrellas de la gran N: Mario, Donkey Kong y la princesita en apuros. A lo largo de su carrera profesional, Shigeru Miyamoto ha recibido multitud de distinciones, algunas tan importantes como la Legión de Honor francesa o el premio BAFTA que entrega la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y la Televisión. Sus aportaciones al mundo de los videojuegos han sido fundamentales y de él han partido muchas de las grandes innovaciones que el mercado ha sufrido en los últimos tiempos. Como ejemplo sirva su parte de culpa en la concepción y desarrollo de la Wii o el lanzamiento posterior de Wii Fit.

Para respaldar su candidatura, Gamelab ha destacado que Shigeru Miyamoto es "el máximo exponente de una genial generación de creadores interactivos, que concibe el videojuego como un nuevo medio, capaz de unir a las personas en torno a una experiencia compartida, sin distinción de edad, sexo, condición social o cultura". Además, recuerda, su apuesta por la creación de contenidos no violentos.