Miyamoto y Nintendo reniegan de los jugadores casuales

Parece que Miyamoto y Nintendo se han cansado de los jugadores casuales. Así lo ha dejado ver el creativo en una reciente entrevista donde ha dado la espalda al sector que tan buenos resultados le dio a la compañía nipona durante la pasada generación de consolas.

En los últimos años hemos visto como Nintendo revolucionó el mundo de los juegos haciendo de las consolas algo cotidiano y consiguiendo que muchas familias se reuniesen en el salón de sus casas para jugar con Wii. Gracias a su arriesgada y original apuesta con esta consola, Nintendo logró que gran parte de las personas que no solían verse atraída por los videojuegos comenzase a sentir interés y por ello los títulos casuales vivieron un gran crecimiento y supusieron gran parte del éxito que Nintendo logró con Wii. Pero parece que el tiempo de estos jugadores casuales, como les hemos venido conociendo, toca a su fin para la compañía según explicaba Shigeru Miyamoto en una entrevista publicada en la revista Edge y que hemos podido descubrir gracias a CVG.

Para explicar que tanto él como Nintendo están abandonando el desarrollo de títulos dirigidos a los jugadores casuales, Miyamoto argumentaba que estos usuarios “son la clase de personas que, por ejemplo, podrían querer ver una película. Puede que deseen ir a Disneyland. Su actitud es la de - Esta bien, soy el cliente. Se supone que tienes que entretenerme - Esta actitud pasiva que están tomando es patética. No saben lo interesante de ir más allá y tratar de ponerse a prueba con juegos más avanzados”.

Pero las palabras de Miyamoto no son de desprecio hacia estos usuarios menos acostumbrados a jugar a títulos complicados que requieren horas de adaptación. El creativo explicaba en la entrevista que la intención de Nintendo en la pasada generación era la de conseguir que el número de usuarios creciera y que para ello realizaron este tipo de títulos. “En los días de DS y Wii, Nintendo hizo todo lo posible por ampliar el número de jugadores. Afortunadamente, gracias a la programación de los dispositivos inteligentes (smartphones, tablets…), la gente ya da por sentado esos juegos ahora. Eso es bueno para nosotros ya que no tenemos que preocuparnos por hacer que estos juegos sean relevantes para la vida cotidiana de las personas en general”.

Puede que el haber optado por un público más experimentado para Wii U sea una de las razones por las que la consola ha tardado en despegar. Pero es cierto que ahora se avecinan grandes aventuras con un corte mucho más serio, como The Legend of Zelda o Star Fox, que prometen hacer que las ventas de Wii U aumenten notablemente. Lo cierto es que gracias a Nintendo, los videojuegos son algo mucho más global ahora, pero habrá que ver si el renegar de esos usuarios casuales que ya tenían ganados, no les juega una mala pasada en esta nueva generación.