Miyamoto, Príncipe de Asturias 2012

El genio más deslumbrante que ha dado la historia de los videojuegos, el visionario Shigeru Miyamoto, ha sido premiado con el Príncipe de Asturias 2012 de Comunicación y Humanidades.

Lo habíamos avanzado aquí mismo, pero ya no es un deseo: es una realidad. El creador de las sagas más fantásticas de la historia del videojuego, por fin ha sido reconocido como merece, por uno de los premios más emblemáticos del mundo: el Príncipe de Asturias, que acaba de ser fallado en Oviedo.

Con este reconocimiento, el universo del videojuego pasa a ocupar un espacio preferente en nuestra vida cotidiana. Sin duda el personaje más conocido de esta industria, Shigeru Miyamoto (Kyoto, 1952) está considerado como el padre del videjuego moderno. Ahora responsable del departamento de análisis de desarrollo y entretenimiento de Nintendo, ha estado detrás de todas las revoluciones tecnológicas y creativas que han permitido la expansión global del ocio interactivo.

La candidatura fue presentada por Gamelab. Su director, y presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Interactivas, ha declarado que "estamos muy orgullosos de haber impulsado este importante reconocimiento para el mundo del videojuego. Este galardón supone un impulso muy importante para la cultura digital en España y en el mundo, pues serán los creadores de videojuegos como Miyamoto los que inspiren los modelos de comunicación del siglo XXI."

Conocido especialmente por ser el "padre" de Mario, desde su creación esta franquicia se ha convertido en la más exitosa de la historia del sector, con más de 450 millones de videojuegos vendidos

Shigeru Miyamoto cuenta en su haber con reconocimientos tan prestigiosos como la Legión de Honor francesa, un BAFTA de la Academia Británica, y fue escogido como uno de los personajes más influyentes del siglo XX por la revista TIME.