Molyneux admite fallos en Fable II

La actualidad se llena, poco a poco, de comentarios que vienen de Sir Peter Molyneux. Se nota que se acerca el verano, la escasez de noticias con chicha y el lanzamiento de un nuevo Fable. Sí, la tercera entrega de la serie está prevista para después de verano y, con ella, también llegará un nuevo mundo en que la revolución industrial es inminente. Eso sí, con un claro acento británico y la fantasía habitual de la saga.

Pero, como no podía ser de otra forma, también aparecen comentarios del mentor de Fable III, jefe de desarrollo en Microsoft y una de las cabezas más visibles de la industria. Para arropar el lanzamiento y romper con cualquier aspecto negativo que pueda relacionarse con anteriores Fable, ya hemos escuchado que Molyneux está descontento con la historia narrada en la segunda parte del juego. Esto lo arreglarán con mucha más atención a la trama y centrándose en los aspectos dramáticos de la misma. Todo será más oscuro y las cosas sucederán por algún motivo claro, sin que nos perdamos demasiado.

Para seguir con el trabajo, el directivo de Microsoft y fundador de Lionhead Studios, responsable de Fable, ha entonado un mea culpa (bueno, realmente parece ir destinado a quienes se pegaron con el código del juego) y admite que Fable II salió a la venta con una serie demasiado elevada de errores. Algunos se podían subsanar con actualizaciones, aunque estas no llegaron y, otros, realmente eran características que no se habían desarrollado lo suficiente.

Lo que parece molestarle al ilustre Caballero de la Corona Británica es que muchas ideas de Fable II tuvieron que eliminarse y dejaron incompletas, o quitaron el sentido, a otras realmente interesantes. Por ejemplo, las bodas sólo parecían justificarse para tener sexo durante el juego y no como algo que aportara mejoras jugables o sirviera para hacer el título más profundo. ¿?