Molyneux aún piensa en Milo

Milo no fue cancelado por limitaciones técnicas, sino por su escasa viabilidad comercial. Así lo ha confirmado en una entrevista el máximo responsable del proyecto, Peter Molyneux.

Milo fue la demostración técnica más sorprendente de cuantas introdujeron Kinect en junio de 2009. La posibilidad de interactuar con una inteligencia artificial avanzada a través de la voz y el movimiento deslumbró a propios y extraños. Por desgracia, el proyecto nunca llegó a puerto. 


Hasta hoy no sabíamos por qué. Suerte que Molyneux ha referido a Milo y Kate sin tapujos, explicando que no fueron limitaciones técnicas las que motivaron su cancelación, sino su concepto, de escasa viabilidad comercial: "No es que pecáramos de ambición, nada de eso. La industria no está preparada para una experiencia jugable tan emocional como Milo, un juego que difícilmente encontraría su hueco en las tiendas. […] Tal vez algún día este sector cambie de perspectiva, pero hoy por hoy Milo carece de oportunidades."


Molyneux no descarta revisitar el proyecto llegado el momento y vuelve a incidir en su tecnología: "Mucha de la tecnología implementada en Milo está ahora en Fable The Journey, pero de forma bien distinta. Con Milo intentamos contar una historia de tremenda carga emocional, que te hiciese no solo conectar con el protagonista, también añorar tu propia juventud. Un juego, en definitiva, con el que rememorar sensaciones propias de la niñez."


El desarrollador ha sido noticia a raíz de su marcha de Microsoft Game Studios y Lionhead, buscando mayor independencia en el seno de un nuevo estudio: 22 Cans. Molyneux seguirá ligado a Fable The Journey en calidad de consultor.