La momia: el reboot sigue adelante y podría cruzarse con Drácula

El reboot de La momia queda en manos de Alex Zurtzman que explica en qué coordenadas temporales se desarrollará la película y cuáles están siendo sus principales retos al afrontar el proyecto.

La momia nos devolvió, en 1999, el espíritu de las pelis de aventuras del corte de las de Indiana Jones: arqueología para principiantes, acción, humor y un poquito de romance. Brendan Fraser y Rachel Weisz andaban muy ocupados correteando para darle esquinazo a una antigua criatura que no dejaba de atormentarlos.

Pues bien, el reboot, que está en manos del guionista Alex Kurtzman y está programado para llegar en 2017, integrará a ese ser en nuestros días, lo cual no significa que perdamos de vista qué es y cuál es su origen: "No creo que puedas hacer una película de momias sin tener a un personaje envuelto en vendas... No sería una momia entonces".

Por lo que ha trascendido en sus declaraciones, parece estar dispuesto a ser fiel al estilo de la primera película: "En el momento en que el film se desarrolla en nuestros días las normas cambian. Es muy emocionante para mí pensar como puedo trasladar una criatura ancestral a los tiempos que corren y que la audiencia se lo crea".


Tras trabajar como coguionista en producciones como Cowboys & Aliens, Star Trek: en la oscuridad o The Amazing Spider-Man: el poder de Electro, afronta por primera vez en solitario un proyecto tan ambicioso como éste como director, pero confía en el equipo que lo acompaña: "voy a tener gente estupenda a mi alrededor ayudándome a lanzar el film".

Respecto a la posibilidad de que el Drácula de Luke Evans aparezca en La momia, Kurtzman deja la puerta abierta: "aunque en principio La momia no está conectada con Drácula es una posibilidad que sigue ahí". Mientras Zurtzman sigue trabajando en su guión y empiezan a atarse cabos (¡qué ganas de saber quién protagonizará la peli!), os dejamos con el tráiler de la peli original para que refresqueis la memoria: