La muerte de Disney Infinity - "La ambición rompió el saco"

Se acabó lo que se daba, Disney ha decidido cancelar Disney Infinity y deja de publicar videojuegos. El juego de figuras es el primero de la serie Skylanders, Amiibo y Lego que cae por el camino. ¿Se ha cansado la gente o era un proyecto demasiado ambicioso?

Supongo que ya sabréis que Disney ha decidido cancelar Disney Infinity y que además, va a dejar de producir juegos propios. Si no teníais ni idea, siento ser yo quién os da la noticia. Ha llegado el momento de reflexionar sobre la muerte de Disney Infinity y esa ambición por parte de la compañía del ratón Mickey que ha hecho que el saco se rompa antes de tiempo. Termina una etapa para el gigante del entretenimiento y también para quién escribe estas líneas. 

 

Hace tres años, mis jefes me pidieron que llevara un especial de Disney Infinity en Hobby Consolas. Por aquel entonces, sólo sabíamos que iba a ser un juego al estilo Skylanders en el que se iban a mezclar figuras reales con videojuegos, no teníamos ni idea de si iba a funcionar o no, pero teniendo en cuenta que el título de Activision resultó ser un pelotazo, decidimos apostar por el juego de Disney. Todo hacía pensar que con sus ricos universos y figuras protagonizadas por personajes conocidos se convertiría en un éxito. 

 

 

Meses antes de su lanzamiento, pude probar el play set de Los Increíbles y pensé: “Vale, la idea es interesante, pero resulta demasiado infantil y facilón”. Las figuras, eso sí, me gustaron mucho y es donde pensaba que podía triunfar más el juego de Disney, porque a todos nos gusta recordar tiempos pasados y coleccionar. Con el juego ya en el mercado, me metí de lleno en el universo de Disney Infinity para realizar el análisis y ahí mi opinión cambió. Ciertamente no era el juego perfecto, sus universos estaban demasiado descompasados, pero era un buen comienzo y era de lo más entretenido. Además, el modo Toy Box era una manera de fomentar la creatividad y ampliar las horas de juego. La primera edición de Disney Infinity fue un testeo para lo que vendría después con Disney Infinity 2.0 y Disney Infinity 3.0, ediciones mucho más cuidadas y que estaban más pensadas para todos los públicos, con especial atención al público adolescente y adulto que había quedado un poco descolgado en Disney Infinity 1.0.

 

 

La primera edición de Disney Infinity, para sorpresa de la propia compañía Disney, se convirtió en un éxito en Estados Unidos y Reino Unido, tanto que hasta el propio productor John Vignocchi creó un programa semanal en Youtube para enseñar los universos diseñados por los fans y presentar novedades. En España, por desconocimiento o porque llegó en un momento de crisis muy profunda, no tuvo todo el respaldo que se esperaba. La gente no entendía que no pudieras jugar con todas las figuras en una aventura y que sólo se pudieran mezclar en la Toy Box. Tampoco estaba claro para que se usaban los Power Discs y el motivo de que vinieran en bolsas ciegas. Todas estas dudas las intentamos solucionar en nuestro especial y nos consta que algunas personas comprendieron mejor el juego de las figuras de Disney gracias a nuestras pequeñas noticias y reportajes. No estoy diciendo que este desconocimiento sea el motivo principal para la muerte de Disney Infinity, pero sí uno de los factores. 

 

 

Sin duda, la gran razón para dejar caer de Disney Infinity ha sido su alto coste de producción. No estoy segura ahora mismo, pero me parece recordar que la primera edición de Disney Infinity costó cerca de 100 millones de dólares. Una barbaridad a la altura de una película de presupuesto moderado. En esa ocasión, la jugada les salió bien y la nueva franquicia conllevó beneficios y que el juego estuviera entre los más vendidos de las Navidades. Hay que tener en cuenta que en este primer juego sólo teníamos personajes de Disney y Pixar, el starter pack tenía un precio de 64,95 euros, los play sets independientes se vendían a 19,95 euros y cada figura a 9,95 euros. 

 

Un año después, Disney revolucionaba la franquicia y anunciaba que en Disney Infinity 2.0 se añadían personajes de las películas de Marvel como Los Vengadores, Guardianes de la Galaxia y Spider-man. Una bomba que enganchó a los millones de fans que tienen estos superhéroes. Pero ahí comenzaba un pequeño problema. Aunque el precio del starter pack se mantenía, las figuras pasaron a costar 12,90 euros y los play sets independientes 29,95 euros. ¡10 euros más que en la edición anterior! El motivo: los costes de producción eran mayores, ya que tener una licencia como Marvel tiene su precio. A pesar de eso, el juego siguió dando alegrías a Disney. 

 

 

Con la tercera edición llegaba la hecatombe, Disney Infinity se la jugaba con el universo de Star Wars. En el año en el que se estrenaba Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza se esperaba que arrasara en ventas y, sin embargo, es la edición que peores resultados ha obtenido. Y eso, a pesar de que es el juego más completo al tener mayor número de figuras y aventuras. La ambición de Disney seguía en aumento y, al igual que el año anterior, sus play sets y figuras subían de precio. ¿Tenía algo que ver la marca Star Wars o Disney vio la oportunidad perfecta para sacar provecho del fenómeno fan? Creo que un poco de ambas cosas, mezclado con las altas miras que tenía puestas Disney en su juego de mundo abierto. Sí, no me he vuelto loca.

 

 

El anuncio de la cancelación de Disney Infinity nos ha pillado a todos por sorpresa, nadie se esperaba una resolución así, y más si tenemos en cuenta que tres horas antes del anuncio hecho por Disney, el Twitter oficial del juego respondía a un usuario indicándole que íbamos a tener un nuevo play set de Star Wars en 2016. Ni los propios trabajadores de la compañía se esperaban este final. Además, hace pocos meses nos presentaban nuevos personajes y play sets. 

 

Lo cierto es que Disney Infinity ha sido una gran oportunidad perdida para la compañía fundada por Walt Disney. Es posible que el hecho de sacar un starter pack con un disco todos los años haya jugado en su contra. Me diréis que en Disney Infinity 2.0 y Disney Infinity 3.0 te daban opción de actualizar el juego de manera digital, y no os faltará razón. Ese es el camino que tenía que haber seguido desde el principio. Un único starter pack con un único disco que se fuera actualizando digitalmente para así poder jugar con las aventuras de todas las ediciones en la versión más reciente. No sólo poder mezclar las figuras en la Toy Box. Cambios en este sentido estábamos viendo en la última edición cuando todas las figuras de Marvel se actualizaron para poderse utilizar en Campos de batalla Marvel, pero quizá era demasiado tarde. 

 

 

Una pena que no podamos disfrutar con nuevas aventuras y figuras. Nos quedamos con las ganas de la tan rumoreada edición de Kingdom Hearts o incluso LucasArts. ¡Lo que hubiera molado tener a Guybrush Threepwood y LeChuck! Hoy es un día triste, y no sólo para los fans, también para esos 300 trabajadores de Avalanche Software que de la noche a la mañana se han quedado sin trabajo. Por suerte, todavía hay solidaridad en este mundo y desde el primer momento que se conoció la noticia se creó el hashtag #AvalancheJobs con el que otros estudios de videojuegos están haciendo llegar sus oferta de trabajo a los despedidos. Adiós a Disney Infinity y gracias por los buenos momentos que nos ha dado. Nunca sabremos hasta donde podría haber llegado. Sus seguidores lo echaremos de menos.