Natal ya ha salido de la fábrica

Todavía no se ha hecho oficial el nombre definitivo, ni el precio, ni siquiera la fecha en que llegará a las tiendas, pero Project Natal está ya camino de un lanzamiento mundial antes del 1 de noviembre de 2010. Así se hizo saber hace tiempo en el canal de Twitter y parece confirmarlo una reciente declaración de Syed Bilal Tariq, encargado de marketing en Microsoft E&D de Arabia Saudí. El desliz se produjo en la cadena de televisión Saudi Channel Two y de ello se ha hecho eco nuestro amigo Godfree de GamertagRadio.

En cuanto a la información que se desprende de dicha fecha, esto nos hace suponer que las primeras unidades del hardware que acompañará al Next Big Thing de Xbox 360 ya han salido de la fábrica y llegarán a tiempo para mostrarse en todo su esplendor tras los muros del E3. Este será el lugar de su presentación, la próxima feria de la electrónica para el entretenimiento, que se celebrará del 15 al 17 de Junio de 2010 y de la que os mantendremos puntualmente informados en Hobbynews.es.

Ciertamente, queda muy poco tiempo para verlo en directo y empezar a opinar sobre un producto final. Atrás quedan experiencias como la de la propia Xbox 360, cuyas primeras unidades salieron de la cadena de montaje tan sólo 69 días antes de su llegada a las tiendas. Una situación que se intenta evitar a toda costa para que Project Natal esté a tiempo, en todo el mundo y sin problemas de stock.

Ya se aprecia el vértigo entre los representantes de Microsoft, incluidos los jefazos, que apuran uno de los últimos cartuchos para alargar la actual generación de consolas. Es necesario destacar que el hardware con el que jugamos, tanto en PS3 como Xbox 360, data de 2005 y ya muestra dificultades para adaptarse a tecnologías como la Alta Definición o las 3D. Pero el esfuerzo que supondría lanzar una nueva generación resulta incompatible con un periodo de crisis, en el que los consumidores no parecen muy propensos a pagar el precio de nuevas tecnologías. De ahí que todos los fabricantes se esfuercen por añadir un aliciente más con el que alargar la vida de sus actuales productos.