¿Nintendo 3DS es tan segura como decían?

Pues parece ser que no. A pesar de que en Nintendo alardeaba de que su nueva portátil iba a ser una de las consolas más seguras hasta la fecha, todo apunta a que los piratas le han ganado la primera batalla. Con 24 horas de antelación a su lanzamiento en Japón, los creadores de las famosas tarjetas R4 han conseguido vulnerar el sistema de seguridad y cargar juegos piratas en Nintendo 3DS.

El sistema anti-piratería que usa 3DS es una whitelist, es decir, un listado de juegos que puede cargar la consola y que se encuentra en su firmware. Cualquier juego que no esté dentro de esa lista no debería poderse iniciar pero, sabiendo esto y con una R4i en su poder, no han tenido más que modificar la whitelist y añadir los títulos que quieran para poder jugarlos con el polémico cartucho. Ahora se espera que Nintendo mueva ficha y lance un nuevo firmware que bloquee este tipo de tarjetas.