Nintendo Land: Mario a la fuga

Con una sencillez brutal y confiando en el poder del multijugador local, el universo Mario inspira una atracción simplemente genial.

El “pilla-pilla” más sencillo de todos… y probablemente el mejor. El jugador con el mando de Wii U maneja a un Mii vestido de Mario que debe aguantar dos minutos sin que los otros le atrapen. Para ganar algo de tiempo, a veces puede coger una estrella que le da invulnerabilidad y más velocidad durante unos segundos. La gracia está en que, mientras los perseguidores juegan con el mando de Wii y siguen la acción en la tele con la cámara a sus espaldas, Mario juega en la pantalla del mando con una vista cenital más amplia y, lo que es más importante, un mapa que marca la posición de sus rivales. Estos cuentan con dos armas: un indicador que marca la distancia a la que está Mario y… su propia voz, ya que si ven a su presa pueden decirle a los otros hacia donde deben ir (los escenarios están dividos en zonas de colores que ayudan a orientarse). Sencillamente divertidísimo. Y al final, en la tele veremos el mapa con las trazadas de todos los jugadores, para que veamos lo cerquita que estamos del rival en muchas ocasiones.

Modos:

Competitivo por equipos: 1 Vs. 4

Diversión: 4/4

Continúa leyendo el análisis de Nintendo Land.