Nintendo pagará 30 millones de dólares por violar una patente

Nintendo es condenada a pagar 30 millones de dólares a Seijito Tomita por violar su patente de pantalla 3D en el desarrollo de Nintendo 3DS.

Pese a que Nintendo esté viviendo uno de sus mejores momentos, triunfando en el terreno portátil desde hace muchos años e innovando con sus consolas de sobremesa, la compañía nipona se acaba de llevar un importante varapalo legal que, resumiendo, la condena a pagar más de 30 millones de dólares a Seijiro Tomita. ¿Que quién es ese hombre? La historia es larga, pero tenemos tiempo.

Tomita es un ingeniero japonés que hace diez años comenzó a estudiar y a trabajar en una tecnología que permitiera lucir una pantalla con efecto 3D sin necesidad de utilizar unas gafas especiales para ello. ¿Os suena? En efecto, la descripción casa a la perfección con la pantalla superior de Nintendo 3DS. Pues bien, parece ser que mientras hacía sus avances y producía la patente, tuvo a bien el mostrarle sus resultados a varias personas que trabajaban en Nintendo con tal de intentar venderse, algo que para bien o para mal no llegó a ocurrir... legalmente.

Cuando Tomita se enteró de que entre los principales creadores de la última portátil de la compañía se encontraban cuatro de las siete personas con las que se reunió en el 2003, estalló de ira. Y como habréis imaginado, ni la patente ha sido comprada ni el ingeniero ha recibido algún tipo de compensación económica, lo que le empujó a demandar a Nintendo en el 2011.

Pues bien, no ha sido hasta hace unos días que se ha terminado la aventura en los juzgados entre la compañía y el ingeniero. El fallo definitivo afirma que Nintendo ha violado la patente de Seijiro Tomita, por lo que deberá pagarle en compensación 30 millones de dólares, poco menos de un dólar por cada Nintendo 3DS vendida y diez veces menos de lo que pedía el demandante.

Eso sí, la compañía no ha enterrado todavía el hacha de guerra y espera que el jurado se replantee el veredicto, ya que asegura que la tecnología empleada en el desarrollo de Nintendo 3DS no tiene nada que ver con la que en su día Tomita enseñó a Nintendo. Seguiremos de cerca cómo evoluciona la aventura judicial, aunque lo más probable es que no haya vuelta atrás. ¿Qué pensáis al respecto?