Novedades sobre American Horror Story: Coven

El productor ejecutivo de American Horror Story, Tim Minear, acompañado por Jessica Lange, todo un icono de la serie, y otras actrices que completan el reparto, ha dado las primeras claves sobre la nueva temporada de la serie.

Ya tenemos algunos adelantos sobre la trama y los personajes que podremos ver en la tercera parte de la serie, que, como ya os anunciamos hace meses, contará con Lily Rabe (The Good Wife)Evan Peters (Kick-Ass), Frances Conroy (Cómo conocí a vuestra madre) y Taissa Farmiga (hermana menor de Vera Farmiga y prácticamente desconocida como actriz).

Y se confirma el regreso de Alexandra Breckenridge que ya apareció en la primera temporada dando vida a la versión joven de Moira, la asistenta que también interpretó Frances Conroy.


Por su parte Jessica Lange ha confirmado que va a “desempeñar el papel de bruja”, aunque solo ha rodado dos días "así que por el momento no sé quién es el personaje todavía. Se presenta a cuentagotas“.

 

 

Entre los ingredientes de la serie todo un crisol de temas que abarcarán desde los aquelarres anunciados en el título hasta otros más mundanos. Estarán presentes "la opresión y la familia (especialmente la relación entre madres e hijas) junto con risas, sustos y algunas lágrimas”.

 

Sarah Paulson (Mujeres desesperadas) será en esta ocasión la hija de Lange, llamada Cordelia, mientras que Angela Bassett (Objetivo: la Casa Blanca) interpretará a Marie Laveau, un personaje vagamente basado en “una mujer en la década de 1800 que fue muy influyente en la ciudad”, explicó la actriz.

 

Por último, Kathy Bates (The Office) es el nuevo fichaje estrella de la serie dando vida a una “mala, mala, mujer” según dijo en su día Ryan Murphy, “alguien cinco veces peor que su personaje en Misery”. Pues bien ya sabemos en quién se inspira: dará vida a una mujer similar al personaje histórico Madame Delphine LaLauire, la asesina y torturadora de Nueva Orleans de mediados de 1800.

 

A pesar de esta serie de datos de lo más truculento Minear asegura que "todavía hay elementos de drama, pero hay una gran cantidad de humor y estamos adoptando un poco más de velocidad y diversión con la serie este año. Puede ser que sea un poco más acogedor para el público “.