La nueva estrategia de Capcom

Cada día estamos más seguros de que estamos viviendo momentos de cambio en todas las facetas de nuestro día a día. Parece que las compañías cada vez son más conscientes de ello y no quieren arriesgarse a quedarse desfasadas, como es el caso de Capcom.

Gracias a una compañía tan histórica como Capcom hemos podido disfrutar de sagas como Street Fighter, Devil May Cry, Resident Evil y un largo etcétera. El futuro en la industria de los videojuegos es incierto para todo el mundo por el gran proceso de cambio en el que nos vemos inmersos: nuevas plataformas, smartphones cada vez más potentes, mercados cada vez más distintos... Desde Capcom quieren ejercer más control sobre ésto último y han decidido tratar cada mercado de una forma personalizada.

Yoshinori Ono, jefe de desarrollo de Capcom, sabe que cada región puede dar beneficios a la compañía de formas diferentes y favorecer a una plataforma u otra. Según Ono, pensar en el "uno para todos" no les funcionaría. El mercado asiático es otro de los quebraderos de cabeza para Capcom. "En Japón los smartphones son igual de populares que las consolas y en los demás países asiáticos no hay necesidad de centrarse en las consolas porque sólo las utilizan los usuarios hardcore. Nuestro objetivo principal aquí es construir un mercado para los juegos online".

Ono prosigue comentando que "el mercado occidental está sufriendo cambios en la actitud de la gente hacia algunos juegos. Necesitamos adaptarnos a las necesidades de cada uno". También dedicó unas palabras al modelo de negocio free to play (que utilizará el próximo Deep Down) y su objetivo: ofrecer un juego accesible para todos en el que se pague por objetos o contenido adicional. "Los DLC son como las antiguas expansiones, es algo que siempre ha existido".