Nuevo rumbo gráfico para Zelda

Con The Legend of Zelda Skyward Sword ya en el mercado, Nintendo le ha dado un cierre de increíble magnitud a una de sus sagas más queridas en su consola de sobremesa, Wii. Tras cinco largos años de desarrollo, Miyamoto y Aonuma ya tienen en mente el que será el próximo juego de la saga, para el que tienen previsto tardar en desarrollarlo no más de tres años.

De este nuevo The Legend of Zelda todo son incógnitas, algo lógico y normal por el poco tiempo que lleva en cocción, pero sólo sabemos una cosa: es bastante improbable que ningún otro juego de la saga, incluyendo el próximo título para Wii U, repita un apartado gráfico similar al de The Legend of Zelda Skyward Sword.

Esta decisión se ha tomado teniendo en cuenta varios motivos, siendo el más importante el valor cronológico de The Legend of Zelda Skyward Sword. Como ya os mostramos hace unos días, las últimas aventuras de Link en Wii suponen el primer juego de la saga argumental y temporalmente hablando, por lo que en palabras de Eiji Aonuma, sería difícil continuar con la estética y el mundo de Skyward Sword, por no decir imposible hacer algo que nos sitúe antes que él.

Otro asunto que puede haber influido en esta decisión es la plataforma en la que seguirá la saga. Es probable que el hardware más potente de Wii U abra muchas puertas a The Legend of Zelda, como también el 3D de Nintendo 3DS aún no se ha comenzado a explotar en la longeva saga de Nintendo, exceptuando en el 'remake' de Ocarina of Time 3D.

Habrá que ver con qué nos sorprende Nintendo en este nuevo título de The Legend of Zelda, aunque por todo lo que nos ha brindado Nintendo de la saga en los últimos 25 años, no tenemos de qué preocuparnos, ¿no creéis?

Ir a la ficha Escribe tu análisis