Oculus Rift es "una religión" para John Carmack

A John Carmack le ilusiona tanto el ambicioso proyecto de Oculus Rift que traspasa los límites de lo científico y lo considera "como una religión".

John Carmack está muy ilusionado con Oculus Rift, el proyecto de realidad virtual al que se unió hace más de un año como CTO abandonando su estudio de desarrollo de toda la vida. El visionario creador de videojuegos ha recuperado ese sentimiento que durante años movió id Software cuando desarrollaban los primeros juegos de sagas tan icónicas como Doom (que hace poco cumplió 21 años) o Quake.

En una reciente entrevista, John Carmack aseguraba que la experiencia con Oculus Rift va un paso más allá de lo que conocemos y es lo más parecido a "adoptar una nueva religión, convirtiendo en creyentes a las personas que lo prueban".

El debate sobre si la realidad virtual y los accesorios como Oculus Rift son el futuro dentro de la industria de los videojuegos y el entretenimiento no existe para el señor Carmack, que defiende a capa y espada el producto que tiene entre manos; sobretodo si le damos un uso enfocado a los simuladores.

"Los mejores juegos para la VR son los simuladores espaciales o de conducción donde los jugadores están sentados en una cabina". Y añade que "el nuevo enfoque de Oculus Rift con el uso de pantallas con tecnología de teléfonos móviles, el sensor de baja latencia y el campo de visión panorámico ha popularizado el producto".