Oculus VR no se habría asociado con Sony ni con Microsoft

El CEO de Oculus VR, Brendan Iribe, ha hablado con GamesIndustry acerca de los planes de asociación que tenía la compañía, donde no entraban otras de la talla de Sony, Microsoft o Google.

Brendan Iribe, CEO de Oculus VR, parece no tener demasiada simpatía por Sony y Microsoft, puesto que de haberse llegado a dar la oportunidad niega que hubiera vendido la compañía a cualquiera de las dos, aunque hubieran pagado la misma cantidad que invirtió Facebook, es decir, 2.000 millones de dólares.

"Si íbamos a asociarnos con alguien, puesto que es una carrera a largo plazo, sabíamos que no lo haríamos ni con Sony ni con Microsoft. Oculus necesitaba una nueva plataforma."

Para ellos, tener como socio a gigantes de la talla de Microsoft o Sony era algo que les limitaba demasiado. Otra opción que descartaron fue Google por ser también una compañía que abarca mucho. El desenlace de esta historia lo sabemos todos y Oculus fue comprado por Facebook como ya dijimos anteriormente.

"A medida que Facebook ha ido creciendo, ha seguido invirtiendo en iniciativas como el Proyecto 'Open Compute', cuyo objetivo es impulsar la innovación y reducir el costo de la infraestructura informática en toda la industria. Son un equipo que hace grandes apuestas de cara al futuro."

A pesar de haber sido de los primeros sistemas de realidad virtual anunciados, Oculus aún no cuenta con una fecha de lanzamiento aproximada, al contrario que Gear VR de Samsung, que llegará este mismo mes o Project Morpheus de Sony que está próximo a finalizar su desarrollo.