Origen español para el sucesor de Angry Birds

El nuevo juego de Rovio, los creadores de Angry Birds, se llamará Amazing Alex y será la adaptación de un título que le compraron a dos españoles.

Después de superar los 1.000 millones de descargas con Angry Birds, es normal que todo el mundo esté pendiente de Amazing Alex, el juego que acaba de anunciar Rovio. Aquí tenéis el vídeo que la compañía finlandesa publicó para celebrar la increíble cifra que han alcanzado sus pájaros cabreados, en el que aprovechó para presentar al protagonista de de su nuevo proyecto:

Pero lo más llamativo para nosotros es que Amazing Alex será una adaptación de  Casey´s Contraptions, un juego creado por dos desarrolladores indie españoles afincados en Estados Unidos: Noel Llopis, de Snappy Touch, y Miguel Ángel Friginal, de Mystery Coconut. Su juego salió para iPhone y iPad, a Rovio le gustó el concepto, y decidió comprarles la licencia con la idea de adaptarla y convertirla en su próximo éxito.

Aunque Casey´s Contraptions ha sido retirado de la App Store, la verdad es que viendo el siguiente tráiler nos podemos hacer una idea de por qué despertó el interés de Rovio:

Como veis, era un puzle que basaba su mecánica en las reacciones en cadena que se producían cuando el jugador colocaba una serie de objetos por el escenario, y ya sabemos la importancia de la física en Angry Birds. Además, otro de sus puntos fuertes estaba en el componente social, porque nos permitía diseñar y compartir gratuitamente nuestros propios niveles online, en la línea de lo que ya hemos visto que hacen otros juegos como Little Big Planet.

Así que ya nos podemos imaginar por dónde irán los tiros de Amazing Alex, un juego que estará disponible en verano en dispositivos Apple y Android (aunque se anuncia para más adelante en otras plataformas) y del que por ahora solo se ha visto esta imagen que aparece en su web oficial:

Es cierto que parece un poco infantil, pero estamos seguros de que acabará enganchando a todo tipo de usuarios una vez que Rovio acabe el rediseño, porque la compañía ya ha demostrado que es experta en sacarle rentabilidad a sus productos (podéis leer aquí los números detrás de Angry Birds).