Ouya cabrá en la palma de la mano

Uno de los creadores de Ouya, la futura consola basada en Android, ha confirmado que el tamaño de este nuevo sistema de juego será muy reducido, con un volumen similar a un Cubo de Rubik.

Yves Béhar, uno de los responsables del desarrollo de Ouya, la futura consola con sistema operativo Android que os presentamos a principios de julio, ha tenido un encuentro online con los lectores de Kotaku y ha desvelado algunos detalles que nos ayudan a comprender mejor ciertos aspectos de este interesante proyecto.

El mando de control de Ouya ha sido el protagonista de la primera ronda de preguntas a Béhar, de la que nos quedamos con dos aspectos a destacar: por un lado, el desarrollador suizo ha confirmado que el nuevo mando de control incluirá una superficie táctil, o touch pad, que permitirá realizar acciones de la misma manera que lo haríamos en un móvil, así como añadir diferentes posibilidades a los juegos.  

Por el otro lado, Béhar ha dicho que los botones físicos del mando tendrán asignados diferentes colores y letras o símbolos (al igual que sucede en el resto de consolas) pero que aún están decidiendo la nomenclatura y el diseño a utilizar.

Otro de los aspectos tratados ha sido la conectividad de Ouya, de la que ya se ha asegurado que tendrá entrada USB y conexión Bluetooth, que serán totalmente funcionales desde el primer momento.

Para terminar, una de las revelaciones más interesantes de este encuentro ha girado en torno al volumen de Ouya, que tendrá -según las propias palabras del propio Béhar- "un tamaño similiar a un Cubo de Rubik, lo que permitirá colocar la consola en cualquier habitación y transportarla fácilmente en una mochila".

Esta nueva información llega en un genial momento para el proyecto Ouya, cuyo apoyo económico en kickstarter está desbordando todas las expectativas e incluso ya ha tenido el privilegio de anunciar el primer juego que se desarrollará de forma exclusiva para ella.