Pachter razona el por qué de Xbox One sin Kinect en 2015

El analista Michael Pachter ve claro que Microsoft ofrecerá un pack de Xbox One sin Kinect en 2015. ¿Las razones? La marcha de Don Mattrick de la compañía y la necesidad de reducir el precio de la consola para competir con PS4.

El analista de Wedbush Securities, Michael Pachter, se ha convertido en uno de los más mediáticos dentro del sector de los videojuegos por sus (casi) siempre polémicas predicciones y declaraciones, que no suelen dejar títere con cabeza.

Si hace pocas semanas cargaba contra los juegos indie y, después, contra Sony y su servicio PlayStation Now (del que piensa que es "un chiste"), ahora es el turno de Microsoft y Xbox One, de la que ha vuelto a criticar duramente a Kinect. ¿Pero a este tipo le gusta algo?

En fin, el caso es que el analista ha vuelto a vaticinar el lanzamiento de un pack de Xbox One sin Kinect para 2015, y las razones que expone son bastante claras (al menos para él, claro). Os las explicamos:

Para Patcher, Kinect era el "ojito derecho" de Don Mattrick, el anterior presidente de Microsoft Interactive Entertainment, quien estaba convencido de que sería un dispositivo totalmente revolucionario y que "cambiaría el mundo", aunque -siempre según Pachter- ha acabado convirtiéndose en un periférico "irrelevante".

La marcha de Mattrick a Zynga ha hecho que Kinect pierda a su mayor defensor dentro de las oficinas de Redmond, por lo que Pachter ve claro que, no durante este año, pero sí durante 2015, Microsoft anunciará una versión de Xbox One sin Kinect.

La razón principal que argumenta Pachter está directamente relacionada con el precio de la consola de Microsoft respecto a PS4. El analista de Wedbush Securities opina que Kinect tiene "gran parte de culpa" de los 100€ de diferencia existente entre ambas, y que aunque Microsoft decidiera bajar el precio de Xbox One hasta los 400€, Sony sólo tendría que reducirlo hasta los 349€ para seguir estando por delante (en precio) con un 'esfuerzo económico' mucho menor.

Por este motivo, Michael Pachter piensa que la única baza que tendría Microsoft para competir en igualdad de condiciones frente a Sony sería eliminando a Kinect de la ecuación, lo que permitiría a los de Redmond ofrecer su consola a un precio idéntico al de PS4.

Evidentemente, y ya sea más o menos lógica, esta es la teoría del analista de Wedbush Securities, y de momento lo único que hay seguro sobre este tema es la enérgica negativa de Microsoft a lanzar una versión de Xbox One sin Kinect

¿Qué pensáis de la argumentación de Pachter? 

Fuente: VG247