Patrice Désilets denuncia a Ubisoft

Patrice Désilets reclama los derechos de 1666 Amsterdam a Ubisoft, tras la vuelta del creador de Assassin's Creed a la compañía francesa y paralizar de nuevo, el desarrollo del juego.

La historia de Patrice Désilets y Ubisoft podría protagonizar la mejor de las telenovelas. Al primero, lo recordaremos como uno de los padres de la saga Assassin’s Creed  y también, de prácticamente todos los Prince of Persia modernos que hemos conocido hasta el momento. Por otra parte, Ubisoft, dirigida por el también francés Yves Guillemont, que ha cortado las alas creativas del primero con su título 1666 Amsterdam.

Y es de este juego de donde llegan los problemas, ya que Patrice ha demandado oficialmente a Ubisoft para atribuirse los derechos de lo que considera su juego, además de pedir una indemnización de 400.000$. ¿Por qué?  Porque el desarrollador ya se marchó inicialmente de la compañía para empezar a desarrollar 1666 Amsterdam. Y llegó a THQ, donde el proyecto avanzaba hasta que la quiebra de la compañía fue inevitable.

Désilets y su equipo, paradójicamente, volvió a Ubisoft, donde su juego volvió a ser paralizado tras negociaciones poco fructíferas entre el desarrollador y la compañía. Para Guillemont, la visión de Patrice con el estudio no cuaja, y a pesar de que el CEO francés esté muy interesado en el contenido de 1666 Amsterdam, la denuncia se ha formalizado y quien sabe cómo acabará todo este embrollo empresarial.

Mala suerte para Patrice Désilets por empezar el desarrollo de su tan preciado juego en un estudio como THQ. Esperemos que ambas partes se pongan de acuerdo y podamos disfrutar de tan interesante título.

Menudo culebrón, ¿eh?