Phil Spencer admite que hubo errores el verano pasado

El pasado fin de semana se celebró la feria SXSW Gaming Expo en Austin, Texas, y por ella se dejó caer Phil Spencer, CEO de Microsoft, que en una entrevista  reconoció que el verano pasado cometieron algunos errores. Os lo contamos más continuación.

El jefazo de Microsoft, Phil Spencer, fue entrevistado por Geoff Keighley, de la web GameTrailers TV, durante la feria de videojuegos SXSW. Aunque en un principio la entrevista no se retransmitió en directo, hemos encontrado un pequeño fragmento de lo que allí se dijo, gracias a un usuario de YouTube que estuvo presente.

Durante la charla Phil Spencer reconoció que el anuncio y la posterior presentación en el E3 2013 de Xbox One, no resultaron lo bien que se esperaba, y que los mensajes entrecruzados no hicieron más que confundir al usuario. Fue un mal momento para la compañía y para Spencer y, al final, Microsoft tuvo que modificar muchas de sus ideas originales, como estar siempre conectado a internet. Phil Spencer dijo durante la charla que le hubiera gustado que la situación se hubiera manejado de forma muy diferente pero que había aprendido mucho de ella.

“Aprendí un montón el verano pasado. Como líder de un grupo, uno tiene que ser fiel a la visión central de su producto e intentar no confundir. Si vas a decir algo al usuario simplemente es mejor ser directo y honesto” y cree que ahora Microsoft está siguiendo una buena línea.

Pero no sólo habló del pasado y de las cosas que se podían haber cambiado, sino que, también, aprovechó para hablar del juego Titanfall, que llegó a las tiendas el pasado 13 de marzo. “Es un juego enorme” dijo haciendo referencia a los más de dos millones de jugadores que han participado en su beta para PC y Xbox One, e indicó que va a ser una buena prueba para la nube de Microsoft.

El lanzamiento del juego de Respawn Entertainment y la nueva política que está tomando el equipo encabezado por Phil Spencer, pueden hacer que Xbox One recupere algo de terreno con respecto a PS4, aunque la consola de Sony, de momento, va bastante por delante.