PlayStation 4 no repetirá los errores de PS3

Sabíamos que PlayStation 4 lleva muchos años siendo desarrollada, pero no que su arquitectura lleva encima de la mesa desde un lejano 2007, sólo un año después de que PS3 llegara al mundo.

Somos conscientes de que Sony quiere brillar con luz propia en la próxima generación, algo que se ve a simple vista tanto en el desarrollo de PlayStation 4 como en su campaña de márketing. Ya sabíamos desde hace mucho que la nueva plataforma no quería repetir los errores que había lucido su antecesora, cuya arquitectura no era precisamente la mejor aliada de los estudios de desarrollo, por lo que el diseño interno de la máquina comenzó a gestarse en un lejano 2007, según acaba de hacer público Mark Cerny, principal responsable del desarrollo del nuevo procesador.

Y es que tan sólo un año después de que PlayStation 3 estuviera en el mercado, la propia compañía nipona comenzó a ser consciente de las obstáculos y limitaciones técnicas que su plataforma le imponía a los desarrolladores, por lo que no tardaron en mover ficha y comenzar a estudiar la arquitectura x86 que ahora luce el sistema, además de llevar a cabo innumerables reuniones con otros estudios para conseguir que PS4 sea una consola amigable para el programador, sin dejar de lado la potencia. Fruto de esas reuniones son las caracterísiticas actuales del sistema, que lo convierten en algo muy semejante a un PC.

Tendremos que esperar hasta que la consola llegue a nuestras manos, posiblemente a finales de año o durante el primer trimestre del 2013 en Europa, para poder comprobarlo nosotros mismos. El primer gran anticipo tiene todas las papeletas de hacer acto de presencia durante el E3 2013, donde esperamos que se muestre definitivamente su diseño exterior pese a que sea lo menos importante de la consola, aunque para eso todavía quedan tres largos meses que se le harán a más de uno interminables.