PlayStation crece y Sony pierde dinero

Hace poco nos hacíamos eco de las cuentas de resultados negativas que ofrecía Sony, así como del mal año que esperaban para los próximos doce meses. Sin embargo, los detalles de la compañía, por divisiones, eran bastante más opacos y apenas teníamos datos de cómo habían ido realmente las cosas en la temporada pasada.

Ahora, con la presentación de los datos más allá de la junta de accionistas, podemos afirmar que a PlayStation y a la división de la que depende, Sony Networked Products and Services, les va bien. Por fin se ven beneficios en ella, con 308 millones de euros en positivo. Todo un cambio respecto al ejercicio anterior, en el que las pérdidas arrojadas fueron de 700 millones y se unían a varios años de caída libre, debido a una fuerte reestructuración e inversión.

En cuanto a las cifras de negocio, las cosas han mejorado notablemente tanto en hardware como número de juegos vendidos y complementos. El ejercicio ha acabado con 14,3 millones de PS3 vendidas, 1,3 millones más que el año anterior. PSP ha tenido una buena temporada también, con ocho millones, aunque esto ha supuesto 1,9 menos que en las cifras presentadas un año antes. PlayStation 2 aún se defiende, también, con 6,4 millones vendidos, desde los 7,3 en el año fiscal 2009. En cuanto a software, 115,6 millones de títulos para PS3 correspondieron al año anterior y este se han ido a nuestras casas hasta 147,9 millones de unidades, con 44,4 millones para PSP y 16,4 en PS2.

Los datos nos hacen ver que dos generaciones pueden convivir en armonía, siempre y cuando el éxito de la más antigua haya sido tan apabullante como lo fue el de PlayStation 2. Además, en las portátiles, Sony ha conseguido mantenerse en buena forma, con un año en el que muchos piensan ya en NGP y en el que los lanzamientos previstos para PSP no se cumplieron, llegando apenas a la mitad de los anunciados en el pasado E3.