¿Por qué cierran canales de TDT? El origen de los males

Un defecto administrativo puede destruir 77.000 empleos directos y propiciar pérdidas millonarias a varios operadores de televisión: el apagón de nueve canales de TDT parece insoslayable, pero ¿por qué se produce?

La cosa está calentita con tanto cierre... Nueve canales tan seguidos como LaSexta3, Xplora o Nitro dejan de emitir muy pronto, pero ¿por qué? A finales de 2013 el Tribunal Supremo ordenó al actual al Gobierno que ejecutara la sentencia que había dictado hacía más de un año por la que anulaba las frecuencias de TDT que fueron adjudicadas por el ejecutivo de Zapatero, sin que mediara un concurso público, a los operadores que ya estaban emitiendo.

 

Todo comenzó hace ahora cuatro años, cuando en julio de 2010 el Consejo de Ministros otorgó los canales en litigio como parte del plan de sustitución de la tecnología analógica por la digital. Así, cada uno de los seis grupos privados de entonces (Telecinco, Antena 3, Cuatro, laSexta, Net TV y Veo TV) pasaron a tener un múltiple digital con capacidad para cuatro canales distintos.

 

 

La empresa de servicios de telecomunicaciones Infraestructuras y Gestión 2002 recurrió al Supremo tales adjudicaciones desatanto la actual tormenta que conocemos en el sector audiovisual.

 

¿Su motivación? Consideraban que el procedimiento para asignar licencias de TDT había impedido que otras empresas interesadas en la televisión digital hubieran podido acceder al mercado. No comprendían cómo se habían podido transformar licencias de televisión analógica en digital mediante un proceso meramente administrativo mientras que el gobierno se justificaba por la urgencia que les imponía la implantación de la TDT. Es decir, que los trabajadores y espectadores de hoy serán los grandes perjudicados por un defecto administrativo de ayer.

 

El recorte afecta a los cuatro grupos de ámbito nacional: Atresmedia, Mediaset, Net TV (Vocento) y Veo TV (Unidad Editorial). El plazo para el apagón expira el 6 de mayo y si no se produce según lo previsto, se adoptarán las medidas que marca la ley: se impondrán sanciones económicas por no cumplir un requerimiento judicial. El Supremo no especificaba qué canales tendrían que cerrar, ya que consideraba que esa decisión corresponde a los operadores, pero, claro está, se desharán de aquellos que tienen menos audiencia o son menos estratégicos. Aquí puedes leer cuáles nos dirán adiós si no se da marcha atrás.

 

La faena es tremenda y UTECAla Unión de Televisiones Comerciales Asociadas, sigue batallando para intentar que se subsane el defecto de forma ya que cerrar estos canales supone perder un volumen de negocio muy importante además de los puestos de trabajo asociados.

 

Entidades, empresas y colectivos sociales también se han movilizado en una petición vía Change.org que ha reunido ya 30.000 firmas. En Twitter se ha adoptado el hashtag #ContraelApagon para manifestarse en contra del mismo.

Lecturas recomendadas