Por qué en España nunca se haría algo como Breaking Bad

Ignacio del Moral (Cuéntame) ha explicado los motivos por los cuales un bombazo como Breaking Bad jamás se podría hacer en España. Entre las razones que ennumera se encuentran las demandas del público de las televisiones generalistas.

Si conocéis Breaking Bad y sois ávidos fans de ella, seguramente os  preguntéis qué es lo que pasa con las series de la marca "España", que ninguna se parece a este seriote, ganador de varios premios. Los motivos por los cuales las productoras españolas no apuestan por este tipo de programa tan arriesgado como novedoso son varios y complejos.

O al menos así lo apuntó la pasada semana Ignacio del Moral, guionista de Cuéntame o El Comisario. El escritor habló con el Diario Sur, exponiendo los motivos por los que aunque Breaking Bad es una serie de culto, no hubiera triunfado en España en una cadena generalista:

"Tiene una calidad y una virtud en la narración admirables y mucho significado crítico, pero la ve un 3% de la población, gente de nivel, friquis, estudiantes... Sería inviable darla en abierto porque es incómoda, seguirla exige un esfuerzo, no se puede consumir en familia... No es que plantee una vuelta de tuerca, plantea cinco."

Sin embargo, la "culpa" no parece ser únicamente de los espectadores, sino también de las propias cadenas:

"En España las cadenas imponen una narrativa que nos obliga a dejar muy claro quién es el bueno, quién es el malo, quién quiere a quién... Tienes que escribir cosas como: ‘Te quiero, me gustas mucho’. A mí me encantaría escribir como los norteamericanos, personajes menos identificables, con aristas."

Ignacio del Moral expuso como ejemplo de estos personajes ricos y complejos la propia evolución de Walter White y Jesse Pinkman, cuyas vidas dan un giro de 180º, pasando de ser personas anodinas a héroes, o villanos según lo queráis ver. Narrativamente, además, el guionista habló el tercer capítulo de la serie. El "Capítulo del Sótano" para más señas, el cual ejemplifica una complejidad argumental que arranca con una premisa de humor negro y acaba con un cruento e inesperado resultado. 

¿Significa eso que no es posible que en España haya series "diferentes"? Ignacio del Moral cree que en ocasiones sí lo es, y para ello citó en la entrevista series como Crematorio o Aquí no hay quien viva como programas rompedores y que se atrevieron con algo nuevo y diferente en su momento. Incluso llegó a hablar de El Comisario, serie en la que participó, como show que se prestaba a ello. Sin embargo, según narró en la entrevista, Telecinco les forzó a quitar personajes feos y escenas de violencia porque la cadena había recibido quejas de los padres acerca del tono de la serie. 

Así pues, da la impresión de que el problema tiene dos claras vertientes. Por un lado una masa de telespectadores acostumbrada a "lo de siempre" y, por otro, unas cadenas que no desean arriesgarse en la encarnizada lucha por la audiencia. Tristemente parece que series de este calado y tan complejas están únicamente reservadas a un tipo de público concreto, uno muy especializado. 

Fuente: Portalgeek