¿Por qué se retrasó Watch Dogs?

El 15 de octubre de 2013 se anunciaba que Watch Dogs se retrasaba y que llegaría en algún momento de la primavera de 2014. El motivo del retraso era la necesidad de tiempo extra para pulir algunos detalles y ofrecer una nueva experiencia de juego. Tras haber anunciado que saldrá a la venta el 27 de mayo, Dominic Guay, uno de sus productores, ha querido responder a algunas preguntas, entre ellas los motivos del retraso.

Dominic Guay ha participado en el blog de Ubisoft, en el que le han hecho algunas preguntas sobre Watch Dogs. Entre ellas, las razones del comentado retraso, y a qué se referían con pulir el juego

“Pulir es el periodo más difícil del juego, en donde en teoría está terminado, pero necesita todavía hacer pequeños ajustes. Esto es valido para cualquier tipo de contenido. Podría ser desde que la interfaz del usuario no se ve correctamente, o ciertos elementos que no se perciben como deberían ser y no funcionan exactamente como queremos”

“Hemos creado una gran cantidad de animaciones y comportamientos de los ciudadanos de Chicago. Cuando estábamos haciendo las pruebas del juego nos dimos cuenta que había ciertas partes de la ciudad a la que los jugadores acudirían más que a otras. Así es que, decidimos desarrollar nuevos contenidos que se ajustaran a las zonas a las que iban a ir más los jugadores. Cambiamos contenido y lo interpretamos todo de nuevo. Interactuar en este enorme juego lleva su tiempo”

Con el retraso de Watch Dogs tan cerca de la fecha anunciada para su lanzamiento, casi un mes antes de su salida al mercado, muchos se preguntaron porqué se había anunciado si el juego no estaba listo. Según Guay, cuando comunicaron Watch Dogs saldría el 21 de noviembre de 2013, era porque pensaron que el juego estaría listo para entonces y que era buena idea que saliera cerca de la Navidad. El juego estaba casi preparado seis meses antes de la fecha prevista de lanzamiento, un tiempo prudencial para depuración y mejoras, y entonces se dieron cuenta que necesitaban algo más.

“Podríamos haber sacado el juego a la venta, no era cuestión de que no funcionara, o que no se pudiera jugar. Habíamos estado jugando con él desde el principio, pero cualquier mínimo cambio requería su tiempo. Es muy difícil predecir cuánto te va a llevar. La buena noticia es que, en el estudio, todos entendieron lo que queríamos hacer con Watch Dogs y estuvieron de acuerdo. Era lo que necesitábamos para crear el juego que realmente queríamos”

En este punto de la entrevista, Dominic Guay reconoció que han añadido nuevo contenido a Watch Dogs. No son ideas aleatorias, sino algunas que se habían ido planteado durante el desarrollo, y que habían sido apartadas, pero que a la hora de probar el juego, se dieron cuenta de que encajaban con la historia y las necesitaban. Como por ejemplo, la posibilidad de piratear auriculares de nuestros enemigos, y nuevas formas para interactuar durante el combate.

“El hackeo siempre ha sido nuestro foco principal. Nos hemos asegurado de que la mayoría de misiones se puedan pasar a través de la piratería y el sigilo. Obviamente, siempre se puede tomar un enfoque violento, si es la forma en que deseas hacerlo. Pero el hackeo estará siempre presente ya sea en combate, conduciendo, a pie, en sigilo e incluso escondidos en una esquina. Es fundamental a la hora de afrontar los problemas”

Por último, indicó que el multijugador es una de las cosas que han cambiado durante el retraso. Ahora podemos mejorar nuestras habilidades y comprar otras, así como ganar recompensas de forma mucho más visible. “Antes estaba demasiado escondido y los jugadores no se iban a sentir atraídos por esas habilidades”