El porqué de Pokémon X e Y en 3DS y no en Wii U

Tras el increíble anuncio del lanzamiento de Pokémon X e Y para 3DS en octubre, algunos se han extrañado de que Wii U no haya sido la consola elegida para albergar el nuevo título de la serie. El director de marketing de Pokémon Company International nos cuenta las razones.

El Nintendo Direct de ayer nos dejó la sorpresa del anuncio de Pokémon X y Pokémon Y, el estreno de la popular franquicia en 3DS que llegará en octubre acompañada de un enorme número de novedades, y que promete convertirse en un auténtico indispensable para los poseedores de la portátil de Nintendo, pero... ¿qué pasa con Wii U?

Y es que no son pocos los que, a la vez de mostrar su alegría por la llegada de este potentísimo título a 3DS, se preguntan la razón por la que la serie Pokémon ha elegido a la portátil como plataforma para su "resurgimiento", pudiendo haberlo hecho en la poderosa Wii U.

Por suerte para todos ellos, J.C Smith, director de marketing de la Pokémon Company International, se ha encargado de despejar todas las dudas:

"No puedo hablar de los detalles, pero tradicionalmente a Game Freak siempre le han gustado los juegos portátiles debido a su capacidad de comunicación y a la posibilidad de llevar siempre la aventura contigo. Este es el motivo por el que siempre han priorizado una versión portátil en primer lugar".

Una vez aclarada esta cuestión llegó la inevitable pregunta de si veremos en un futuro una entrega de Pokémon en Wii U, pregunta a la que J.C. Smith respondió echando balones fuera:

"Eso es algo que depende de lo que los creadores quieran hacer. De momento, de lo que más les oigo hablar es de la experiencia portátil, de llevar la aventura encima y poder compartirla con amigos, de la interacción...".

Como veis, el director de marketing no se moja demasiado respecto al futuro de Pokémon después de X e Y, pero al menos si nos ha aclarado la razón por la que han elegido a la consola portátil de para albergar su último juego. Eso sí, nosotros no podemos evitar preguntarnos si los más de 10 millones de 3DS que Nintendo lleva vendidas en Japón habrán tenido algo que ver con esta decisión...