La prematura muerte de Monteith retrasará el estreno de Glee

Esclarecidas las causas del fallecimiento del actor Corey Monteith, habrá que ver cómo encajan su pérdida en Glee, que tenía previsto estrenar su quinta temporada en el mes de septiembre.

Las sospechas iniciales se han confirmado: tal y como revela la autopsia del actor Corey Monteith la causa de su muerte ha sido una intoxicación por una mezcla de heroína y alcohol. Ya había indicios de su adicción y él mismo había admitido haber empezado a consumir drogas desde los trece años, lo que le llevó a pasar por varios procesos de rehabilitación. El informe concluye que es muy improbable que su muerte fuera intencionada, señalando un trágico accidente como causa del fatal desenlace.

Ahora todo apunta a un retraso de la quinta temporada de la serie Glee en la que tenía un papel importante, sobre todo en los primeros episodios. Los guionistas y productores de la serie han señalado el mes de noviembre para lanzar los nuevos episodios, es decir, que solo precisarían un par de meses más para conseguir encajar en la lógica de la serie la pérdida de Finn Hudson, el personaje al que daba vida Monteith.

Por otra parte, ese tiempo ayudará al equipo a digerir el trágico suceso que se ha cobrado la vida del actor de tan solo 31 años.

Cuidado spoilers

Al final de la cuarta temporada Finn se debatía porque no sabía qué hacer con su vida, si bien finalmente tomaba la determinación de recuperar al amor de su vida, Rachel, y casarse con ella. Veremos qué desenlace le dan a esta historia los guionistas de Glee.