Presentación de Donkey Kong Country

Nintendo ha puesto de largo, en el Jardín Botánico de Madrid, el último juego de uno de sus personajes insignia: Donkey Kong, un mono que lleva protagonizando títulos casi tanto tiempo como el fontanero de la gran N y que, mágicamente, consiguió quitarse el sambenito de villano en los Donkey Kong (de las recreativas y Game&Watch) de principios de los 80, para pasar a ser el héroe que salva a su reino de una carestía brutal de plátanos.

Donkey Kong Country Returns es eso, el regreso a uno de los juegos que marcaron época a principios de los 90, cuando Super Nintendo intentaba reírse con su potencial gráfico de lo que SEGA nos ofrecía con sus Mega CD y 32X. Un juego de plataformas puro y duro que, ahora, se convierte a las 3D y los polígonos pero sin olvidarse de sus orígenes.

Disfrutad de este ejercicio de nostalgia encerrado en un cuerpo de potentes gráficos 3D que Nintendo nos tiene preparado para el próximo 3 de diciembre. ¡¡Dios salve a Donkey Kong!!

Ir a la ficha Escribe tu análisis