Presentado el Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2015

DEV, la asociación que agrupa a las empresas desarrolladoras españolas, ha presentado el Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2015. Los datos que recoge hablan de un sector en crecimiento e invitan al optimismo, aunque sigue habiendo mucho camino por recorrer.

El Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2015 que ha elaborado DEV es un estudio que pretende ofrecernos una imagen certera del estado de la industria del videojuego en España. Más de 200 empresas e instituciones han colaborado en su elaboración, y los resultados que se han obtenido apuntan a un crecimiento en los principales indicadores.

Una muestra de la importancia creciente que están ganando los videojuegos es que fuera José María Lasalle, Secretario de Estado de Cultura, el encargado de abrir el acto de presentación, que se celebró en la Biblioteca Nacional de Madrid. Junto a él intervinieron también Ignacio Perez Dolset (presidente de DEV), Jorge Alvar (director de la división de infraestructuras, medio ambiente, energía y TIC del ICEX), Gilberto Sánchez (vocal de DEV) y Javier Arévalo (director técnico en Pyro Mobile y director académico del área de videojuegos de U-tad).

Fue Gilberto Sánchez quien desgranó las principales conclusiones del estudio, entre las que destaca el dato de facturación de 412,4 millones de euros en 2014, lo que supone un 31% más que en 2013. Además, se prevé que para 2018 este dato suba hasta los 1.000 millones. Pero el crecimiento no se limita sólo a las cifras económicas, sino también en el número de estudios: el año pasado se crearon 70 nuevas empresas, con lo que se alcanza ya la cifra de 400 y coloca a España como el primer país de Europa si atendemos a la cantidad de estudios operativos.

¿Y qué características tienen esas empresas? Está claro que se trata de empresas jóvenes (dos terceras partes tienen menos de 5 años de vida), y que su tamaño es pequeño, porque el 96% tiene menos de 50 empleados, y la mitad de ellas menos de 5. Estos trabajadores tienen una alta cualificación, y también un perfil de edad muy joven, como queda de manifiesto en este gráfico:


Otro dato interesante y revelador del Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2015 tiene que ver con la distribución territorial de los estudios de desarrollo, porque si bien Madrid y Cataluña (Barcelona principalmente) siguen siendo los dos polos principales, su importancia se va diluyendo poco a poco, como demuestra el hecho de que Madrid albergara el 47% en 2010, mientras que en 2014 esa cifra ha bajado al 25%.


Por último, Sánchez apuntó también el carácter claramente exportador de las empresas de desarrollo, y señaló un objetivo claro para el futuro: consolidar este crecimiento del sector para que se le vea como algo estratégico dentro de la nueva economía digital.

Por su parte, Ignacio Pérez Dolset destacó que hay motivos para el optimismo (recordó que en los años 90 sólo había 6 estudios en España), pero también mucho por hacer. En su "lista de deseos" dirigida a las administraciones públicas, apuntó que los videojuegos deben estar más presentes en la formación; que los proyectos deben ser mejor valorados a la hora de pedir créditos, y que no sólo hacen falta más ayudas, sino también que lleguen a los estudios más pequeños. Cerró su intervención señalando que España está en una posición ideal para afrontar el cambio disruptivo que se está produciendo, porque cuando tienes una industria consolidada es más difícil moverse, pero que esta oportunidad no va a durar mucho, así que pidió aunar esfuerzos para aprovecharla.

Si queréis todos los datos del Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2015, os lo podéis descargar el documento completo.