Los pretendientes freaks de Un príncipe para Laura

Un príncipe para Laura: vuelve una nueva edición del reality show con un giro interesante ya que un grupo de los pretendientes de la princesa, serán nerds: un experto en zombis, un matemáticoadicto o un otaku tratarán de hacerse con el favor de la princesa.

Cuatro presenta esta noche a las 22:30 el reality Un príncipe para Laura. El programa, que reproduce la estructura de Un príncipe para Corina, la primera edición, que cerró la temporada con una media del 9,3% de la audiencia y aproximadamente 1,6 millones de espectadores.

Estaréis preguntándoos a santo de qué os hablamos de esto en la web de HobbyConsolas, ¿verdad? Pues porque a la pastelería se le ha añadido un poquito de sabor. La princesa Laura tendrá que elegir a su pareja de entre 24 pretendientes, pero la gracia es que en esta edición hay un grupo de ellos que promete dar muchísimo juego.

Los han dividido en cuatro grupos de seis joyitas, "los simpáticos", "los guapos", "los únicos" y "los nerds". Y son estos dos últimos grupos los que nos van a asegurar buenas risas. Entre ellos encontraremos a un experto en zombis, un heavy acérrimo, un genio del cubo de Rubik, un fan de la serie Bola de dragón, un guerrero de lucha libre, una peonza humana adicta al break dance, un cinéfilo que se autodefine como un caballero jedi y hasta un profesional de las almendras garrapiñadas ¿? Éste será el muchacho más dulce, claro está.

Y es que, ¿quién le diría que no a un tipo que dice cosas como ésta "Jamás te olvides de salir con tu rollo de cinta americana. Podrás salvarte de cualquier peligro"? Un auténtico prepper es de lo más útil en caso de apocalipsis. Sus conversaciones tienen que ser bien interesantes.

Tiene pinta de que va a ser muy divertido ver a la adorable Laura, la princesita del cuento, pase un tiempo con cada uno de ellos. Se abren las apuestas, ¿a quién véis como ganador de Un príncipe para Laura? La clave nos la dará Luján Argüelles, alias "Bruján" a partir de esta noche, cuando la princesa descarte a cuatro sapillos. Esperemos que entre ellos no estén estos muchachos tan simpáticos.