Primer tráiler de El hobbit: la desolación de Smaug

Rebobinemos un poco: en El hobbit: un viaje inesperado Gandalf (Ian McKellen) fue a visitar a Bilbo Bolsón (Martin Freeman), un mediano tranquilo pero con un puntito aventurero que el mago supo despertar. De esta forma se embarcó en un incierto proyecto que buscaba redimir a Thorin Escudo de roble (Richard Armitage) y sus familiares de la sustracción del tesoro de los enanos, en manos del dragón Smaug.

 

¡Cuidado, spoilers!

¿Qué veremos en La desolación de Smaug? Pues a grandes rasgos podemos adelantar que proseguirá el viaje de los enanos con algunos de los clímax del libro: la cabaña de Beorn, el Bosque Negro, el palacio de los elfos y la Ciudad del Lago hasta llegar a Smaug, lo que ya se insinuaba al final de la primera película. Simultáneamente, el Concilio Blanco (ya vimos a Légolas y el Bardo a los que dan vida Orlando Bloom y Luke Evans) centrará su atención en la aparición del Nigromante (Benedict Cumberbatch) para finalmente descubrir que no es otro que Sauron.

Fin de spoilers


Esta nueva adaptación literaria de la obra original de J. R. R. Tolkien viene rodeada de no poca polémica desde su propio planteamiento. Se ha transformado un cuento de 300 páginas en tres películas de aproximadamente tres horas de duración introduciendo nuevo material creado ex profeso (como el personaje de Tauriel del que ya os hemos hablado a quien dará vida la actriz Evangeline Lilly) o bien extraído de los Apéndices...

Veremos qué tal le sale esta vez la jugada a Peter Jackson que con la primera cinta superó la barrera de los 1.000 millones de dólares en la taquilla mundial con más de 300 millones recaudados a nivel nacional en Estados Unidos y algo más de 700 millones en el resto del mundo, de los cuales 31,1 millones provinieron de España.