Producir Xbox One cuesta 90$ más que PS4

IHS ha estado investigando sobre los costes de producción de ambas consolas, y si anteriormente os hablamos de PlayStation 4, hoy le toca el turno a Xbox One.

Tras escudriñar cada una de las partes que conforman la nueva consola de Microsoft, los chicos de IHS han concluido que la fabricación de Xbox One (consola, Kinect y mando) sale alrededor de los 471$, es decir, 90$ más de lo que cuesta PlayStation 4. Si tenemos en cuenta el precio de la consola, 499$, podemos hablar de que los beneficios que le reporta a la compañía americana son escasos.

Analizando detenidamente las partes que la forman podemos observar que el dispositivo de mayor valor es su microprocesador de AMD (110$), siendo el Kinect otro de sus puntos fuertes (75$). Un aspecto importante es la memoria, que a pesar de no ser GDDR5 como en PlayStation 4, las DDR3 que utiliza siguen siendo igual de válidas, son más comunes y más baratas. Suponiendo un coste de 60$ (28$ menos que en PS4).

Las piezas que se utilizan para ensamblar la consola, sin incluir el Kinect ni el controlador, tienen un valor de 332$. Mientras que el mando les sale por aproximadamente 15 dólares. La fuente de alimentación externa cuesta 25$, y el resto del contenido de la caja, incluyendo los auriculares, saldría por 10.

Como hemos visto, el margen de beneficios es limitado, por lo que la esperanza de Microsoft radica en las ventas de videojuegos y la reducción de los costes de fabricación.