PS Vita cumple 2 años

Un 17 de diciembre de 2011 se ponía a la venta en Japón PS Vita, la nueva portátil de Sony que mejoraba en todos los aspectos a su predecesora: PSP. Después de dos años de vida podemos echar la vista atrás para hacer una breve recopilación de todo lo que nos ha ofrecido Vita e intentar predecir qué pasará con su futuro.

PSP dejó el listón muy alto. En un mercado de las portátiles copado totalmente por Nintendo, la primera portátil de Sony consiguió hacerse un hueco alcanzando grandes ventas. La gran inversión de Sony para que PSP recibiera grandes títulos 'vendeconsolas' y versiones de los juegos de third parties tuvo sus frutos y permitió que la portátil plantara cara dignamente a Nintendo DS.

 

 

Después del fiasco de PSP Go, PS Vita intentó repetir y superar el éxito de PSP con una máquina mucho más potente. Durante el desarrollo de la nueva portátil, Sony mantuvo conversaciones con muchas compañías de videojuegos para obtener un 'feedback' mayor que permitiera un mejor producto final. Hace dos años pudimos comprobar como la definición que tenía Sony sobre su portátil no era exagerada y “PS Vita era igual de potente que PS3”... o casi.

 

Las mayores novedades de PS Vita, aparte de su renovada apariencia y su mayor potencia, fueron los dos joysticks y la pantalla táctil que incluía en su parte trasera. Ésto acompañado a la posibilidad de utilizar la portátil como si fuera una segunda pantalla gracias al Uso Remoto o Remote Play situaban a PS Vita como una consola con un gran futuro.

 

 

Dos años después, PS Vita está un poco estancada, sin grandes juegos importantes a la vista y con Sony más centrada en PS4 que en la portátil, algo que quizá sea su propia salvación... Gracias a las opciones del Cross Buy (paga una vez, juega en PS3/PS4 y Vita las que quieras), el juego cruzado y la compatibilidad de Vita y PS4 (junto al futuro pack formado por las dos consolas); las ventas de la portátil podrían aumentar considerablemente.

 

El mayor problema de Vita es y ha sido Nintendo 3DS, su mayor competidora. La máquina de Sony siempre ha estado a la sombra de la de Nintendo. La Gran N tiene mucha experiencia en este campo y lleva demostrándolo muchos años... un hueso duro de roer para Sony, que deberá poner mucha más carne en el asador si quiere un futuro prometedor para Vita.

 

 

El catálogo de juegos de la portátil todavía es un poco escaso, al menos de títulos “must have”. Uncharted , Killzone o Assassin's Creed son las pocas sagas que pueden presumir de tener una versión digna en la portátil. Estos juegos, unidos a los desarrollos indie y las ideas originales como el reciente Tearaway son las opciones más interesantes del catálogo de Vita.

 

Desde su lanzamiento Vita ha sufrido un 'rediseño' bastante polémico con el que se redujo la calidad de su pantalla a cambio de una bajada del precio. Aún así, todavía sigue resultando una portátil un poco cara, algo que dificulta todavía más el poder comerle terreno a la todopoderosa Nintendo 3DS y seguir sumando unidades a las 6,7 millones de Vita que se han vendido hasta el momento (casi 40 millones en el caso de 3DS).

 

 

2014 quizá sea el año de PS Vita. Quizá por el juego cruzado con PS4 y sus funciones como segunda pantalla, quizá por los beneficios que tienen los usuarios de PS Plus (un arma de doble filo, ya que sólo genera interés a los que ya son usuarios de Playstation) o quizá por los desarrollos de renombre que podamos ver durante el año que viene. Como siempre, la decisión de comprar una PS Vita dependerá de cada persona, pero no estaría mal que Sony nos diese más incentivos para inclinar la balanza a su favor.