PS4 es más potente que Xbox One, según desarrolladores

Según afirman algunos programadores de videojuegos, PS4 tiene un rendimiento "significativamente" superior al de Xbox One gracias a la potencia extra de ciertos componentes clave.

Un interesante artículo publicado por la web del medio británico Edge y que, según citan, se ha realizado teniendo en cuenta las opiniones de diferentes desarrolladores de videojuegos, afirma que la potencia de PS4 es muy superior a la de Xbox One debido a dos factores muy concretos.

Por un lado, este análisis de los componentes de las consolas de nueva generación asegura que la memoria de PS4 es entre un 40 y un 50% más rápida que la de Xbox One. El otro elemento diferenciador entre ambas máquinas sería el ALU (Unidad aritmético lógica), que también sería en torno a un 50% más veloz en el caso de PS4.

Siempre según este estudio de Edge-online, el ejemplo práctico que ponen para que entendamos lo que supone esta diferencia de rendimiento entre ambas consolas sería ejecutar un determinado contenido, idéntico para ambas, y que en PS4 se movería a 30FPS y una resolución de 1920x1080 (1080p), mientras que en Xbox One sólo alcanzaría "veintitantos FPS" a resolución 1600x900.

Por su parte, el artículo asegura que Microsoft está al corriente de esta circunstancia y que, de hecho, ya ha tomado algunas medidas como aumentar la velocidad de la CPU y GPU de Xbox One, pero que, de todos modos, ninguna consola tiene aún sus componentes totalmente optimizados, por lo que los desarrolladores podrían encontrar muchos cambios en las versiones finales de las consolas, sobre todo en lo que respecta al driver gráfico. Además, en el caso de Xbox One también habrá que tener en cuenta el apoyo extra que aportará el procesamiento en la nube, que aligerará de trabajo a otros componentes y podría equiparar bastante la balanza.

Lo que no está tan claro es que si esta diferencia teórica de "potencia bruta" entre PS4 y Xbox One se reflejará en los juegos, sobre todo en los títulos multiplataforma, ya que lo normal sería que -como ha sucedido esta generación con PS3 y Xbox 360- las compañías apostaran por sacar versiones casi idénticas para ambas máquinas de sus juegos, incluso aunque la diferencia de potencia entre ambas consolas fuese finalmente notoria.

En fin, lo que está claro es que Xbox One y PS4 será dos 'consolones' y que, a pesar de sus diferencias de hardware, lo que finalmente marcará las distancias entrellas será el catálogo de títulos exclusivos, y eso dependerá muchísimo más del buen hacer y de la originalidad de los desarrolladores que de unos FLOPS arriba o abajo. ¿No creéis?