Quake en menos de una hora

En estos tiempos, que hablamos de Crysis 2, Rage o lo próximo del Unreal Engine, hay quien no se olvida de los clásicos que llegaron hace tres lustros. Parece que por Quake no pasan los años y, en esta ocasión, podemos deleitarnos con una partida que nos hace ver por qué este juego nos enganchó sobremanera e invertimos mucho para conseguir que funcionara a tope.

En menos de una hora de partida vemos el nivel de dificultad que se gastaba, pero todo se queda en nada al observar la facilidad con que saltan trampas, mueren enemigos finales o aparecen zonas secretas, superando el juego al 100%. Lo que para muchos de nosotros fueron días, en estos minutos de vídeo se convierten en un tutorial con todo lujo de detalles y unos rocket jumps impresionantes. Sencillamente, mirad y disfrutad de los orígenes, porque Quake (el primero de todos) aún es divertido... y muchos os lo habéis perdido durante 15 años.